Secciones La Hora

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Crónica

23 de mayo de 2022

¡250 millones de indemnización!: Fueron invitados a un asado y terminaron quemados por una explosión

Los hechos ocurrieron el año 2014, cuando una familia asistió a degustar unas carnes a las brasas en Las Condes, pero la comida acabó en tragedia por la negligencia del anfitrión.

Por
Encendió la estufa y vertió abundantemente etanol, provocando una gran explosión. Foto: Agencia Uno.
Compartir

La Corte de Apelaciones de Santiago resolvió la indemnización de $250 millones a un matrimonio, debido a que los invitó a un asado en su casa y sufrieron graves quemaduras por la explosión de una estufa.

El 12° Juzgado civil de Santiago estableció que el accidente se produjo por el actuar negligente del dueño de casa, debido a la mala manipulación de la estufa.

Según las declaraciones de los afectados, el 15 de junio del año 2014 fueron invitados a un asado en la comuna de Las Condes, donde asistieron junto a sus dos hijos.

Debido a que bajó la temperatura, el anfitrión puso la estufa sobre una parrilla a gas que se encontraba apagada, y que estaba ubicada detrás de él y de sus invitados. Posteriormente, la encendió y vertió abundantemente etanol.

Lo anterior provocó una gran explosión, que alcanzó a la pareja, quienes resultaron con quemaduras principalmente en la cara, piernas, orejas, hombros, brazos y manos.

El hombre fue sometido a coma inducido y quedó en riesgo vital en la Unidad de Tratamiento Intensivos (UTI) entre los días 15 y 16 de junio de 2014.

Mientras que su esposa debió ser sometida a siete cirugías, y estuvo inmovilizada de ambas piernas y acostada boca abajo.

 
 
 

Negligencia

«En la especie concurren y se encuentran acreditados todos y cada uno de los elementos que configuran la responsabilidad extracontractual del demandado, ya referidos, derivada de su actuar negligente al manipular una estufa que se encontraba encendida, vertiendo sobre ella alcohol etanol a escasa distancia de los demandantes», sostiene el fallo de la Corte de Apelaciones.

«En el proceso existe prueba testimonial, confesional y documental que justifica de manera suficiente la efectiva existencia del dolor y de los padecimientos que refiere la parte demandante, en cuanto víctimas directas de las graves lesiones por quemadura, como también de sus hijos menores de edad, quienes presenciaron aquella escena en que sus padres ardían frente a ellos para luego sufrir, de manera permanente, el inevitable deterioro de la vida familiar», afirma.

 
 
 

Indemnización de $250 millones

Indemnización por daño moral, condenando al dueño a pagar las siguientes sumas:

  • $100 millones a cada uno de los demandantes.
  • $25 millones a cada uno de los hijos del matrimonio.

 
 
 

 

 

 

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Crónica