• 16 JUN DE 2024

Continuando el legado familiar: Ella es Maite Solabarrieta, la jugadora de vóleibol que siguió los pasos de su madre Ivette Vergara

Maite Solabarrieta e Ivette Vergara | Redes sociales

En cuanto al vóleibol, la hija de Fernando Solabarrieta e Ivette Vergara ha tenido pasos por Colo-Colo y la Selección Chilena durante su carrera deportiva.

Maite Solabarrieta es la segunda hija del matrimonio de Ivette Vergara y Fernando Solabarrieta, quien continuó con el legado familiar en el deporte.

Esto anterior se debe a que la joven de 22 años, desde temprana edad, se interesó por la disciplina que llevó a su madre a convertirse en seleccionada nacional: el vóleibol, por lo que poco a poco comenzó a perfeccionar su técnica en la cancha.

Sólo aplausos, y es que desde que era niña, logró entrar en la categoría menor de El Club Providencia, lo que la llevó a convertirse en parte de la selección del equipo nacional entre 2013 y 2015.

Posteriormente, a los 15 años, la joven participó en competencias de la liga adulta de vóleibol en la división I y II.

En tanto, durante el año 2017, la hija de Fernando Solabarrieta, empezó a ser jugadora del equipo de la disciplina en el Club Social y Deportivo Colo Colo.


Síguenos en: Google News


Sammis Reyes, Redes sociales
"Mi vida requiere de riesgos": Sammis Reyes rompe el silencio y se refiere a su divorcio con Nicole Kotler

El deportista chileno mantuvo una relación de 10 años con la estadounidense, y en el último capítulo de La Divina Comida habló sobre su quiebre matrimonial.

Carrera en Estados Unidos

Todos estos antecedentes la ayudaron a impulsar su profesionalización en el deporte, pero esta vez, lejos de nuestro país.

Para ello, Maite Solabarrieta postuló a una beca deportiva de estudios en Estados Unidos, para así continuar su enseñanza superior en el país norteamericano, mientras practicaba vóleibol.

De este modo, la hija de Ivette Vergara consiguió la subvención en la Universidad de New Orleans, donde obtuvo un cupo en el equipo de la institución educacional, el cual lleva por nombre New Orleans Privateers.

Sin embargo, ella no está sola, ya que su hermano, Iñaki Solabarrieta, también se adjudicó una beca deportiva, pero gracias a su talento en el fútbol.