• 19 JUN DE 2024

Test Drive Subaru WRX Sportwagon 2023: deportivo y sofisticado pero sin olvidar sus raíces

Subaru WRX Sportwagon 2023 |

El WRX ha crecido y madurado. Es un auto muy sofisticado y tremendamente equipado, pero que no ha olvidado su época de rallyista.

Una de las mejores noticias que recibimos durante el 2022 fue la llegada de un auto que es fruta prohibida en muchos mercados y que también lo fue en Chile. Se trata del Subaru Levorg, un Sport Wagon deportivo que va en su segunda generación y que se pensó como un sucesor al Legacy Touring Wagon, considerando que el modelo estaba desapareciendo en manos de su popular versión "crossover", el Outback.

La llegada del Levorg a Chile, no se dio con ese nombre y tampoco se dio por sí sola. En realidad, el Levorg es el auto que le presta su plataforma e ingeniería a la más reciente generación del Subaru WRX, por lo que, en algunos mercados, se ha optado por lanzar al modelo sedán en tándem con este auto, pero con el nombre de WRX Sportwagon, trayendo de regreso una nomenclatura perdida durante el 2007 con la segunda generación del Impreza WRX.

Como ambos modelos son similares en sus prestaciones y características, los amigos de Autocosmos decantaron por el modelo más novedoso, el que además viene con un nivel de equipamiento sobresaliente. Lo probaron y nos dejaron un test escrito y un video en Youtube.


Síguenos en: Google News


Sin embargo, la pregunta que todos se hacen es: ¿es digno de llevar la insignia WRX?

Subaru WRX Sportwagon 2023: dimensiones y diseño

  • Largo: 4.755 mm
  • Ancho: 1.795 mm
  • Alto: 1.500 mm
  • Distancia entre ejes: 2.670 mm
  • Despeje: 140 mm
  • Maletero: 492 litros, apertura eléctrica y gestual

Hablando de dimensiones con respecto al modelo sedán, el WRX Sportwagon es más largo y más angosto. También tiene diferencias mínimas en su distancia entre ejes, aunque probablemente son achacables a revisiones menores en la geometría de la suspensión. Algo que quisimos revisar es ver que tanto se acerca el WRX Sportwagon al último Legacy Touring Wagon propiamente deportivo, que para muchos es la cuarta generación. Este modelo mide 4,79 metros de largo y ofrece 2,67 metros entre ejes, así que, si echas de menos un auto de ese tamaño y formato, el Levorg es técnicamente lo mismo.

Pasando al maletero, Subaru emplea los mismos trucos que en autos como Forester o Evoltis. Tiene una boca de carga muy ancha y el piso al ras del umbral, conveniente para todo lo que tiene que ver con cargar equipaje o mercadería. Los asientos traseros se dividen de manera independiente, para mayor conveniencia.

Donde el WRX Sportwagon no destaca es en las plazas traseras. Son para dos adultos y nada más. Un niño, con sacrificio, podría ir sentado en el medio, pero el lomo del túnel central es muy alto y la consola central muy prominente. Además, los asientos traseros tienen un diseño que privilegia el confort de los ocupantes laterales. Además, por la caída en el techo, le recomiendo a las personas altas que usen la reclinación máxima del respaldo para que vayan lo más "echados" posible y así eviten pegarse en la cabeza. Puede parecer extraño que haga una recomendación así en lugar de castigar la habitabilidad, pero como los asientos son cómodos, ir "echado" no molesta.

Con respecto a rivales, es difícil buscar alguno que le haga el peso por tamaño y por performance. Por concepto (y transando en algunos items), el Cupra Formentor o el Mini Cooper Clubman S se acercan; un BMW Serie 2 Gran Coupé, un poco menos. Por tamaño, probablemente lo más cercano sea el venidero BMW Serie 3 Touring. Si hubiese llegado antes, el Opel Insignia OPC también podría haber entrado a jugar, junto con el Mercedes-Benz CLA Shooting Brake o algún Volvo con paquete Polestar. También podríamos meter al Kia Stinger, a pesar de que no es un Station Wagon como tal. Solo quedan hatchbacks, que pueden competir en performance y equipamiento, pero no en capacidad de carga.

De diseño, el WRX Sportwagon es... un Levorg. Y esto es importante decirlo, porque el Levorg no nació con el perfil estético del WRX tradicional: el WRX sedán es como un WRX Sportwagon "tuneado".

Su estilo es más sobrio, elegante y discreto (y digámoslo, también un poco aburrido). No tiene el horrible parachoques trasero del WRX sedán (excesivamente abultado) y tampoco las molduras plásticas en los pasos de rueda. Incluso la malla de la parrilla es más sobria, al igual que los parachoques, tanto los delanteros como los traseros. Por supuesto, como buen WRX, en el capot asoma la toma de aire del intercooler, integrada al diseño general y que le queda muy bien. Las luces traseras son en forma de C y ayudan a marcar el ancho del modelo. En la parte inferior asoman solo dos salidas de escape.

Las llantas son de 18" en acabado bitono y también son distintas a las del WRX sedán.

Subaru WRX Sportwagon 2023: interior y equipamiento

Por dentro, el WRX lleva el mismo interior del Outback y que también llevan los nuevos Crosstrek e Impreza (que aún no llegan a Chile). En realidad, no es 100% el mismo, pero es un caso similar a "encuentre las siete diferencias".

En ese sentido, es bueno, porque la calidad percibida es mucho mejor que la anterior, al igual que el diseño y las terminaciones. Tenemos mucho cuero, costuras rojas y detalles importante que no pueden faltar en un auto deportivo como los pedales metalizados, el volante recortado y las fantásticas butacas de cuero con gamuza (Ultrasuede), que además son eléctricas y calefaccionadas (delante y atrás). Sigue habiendo algunos acabados menores más baratos, pero bueno, por lo mismo es un Subaru y no un Mercedes-Benz.

Un detalle que van a notar es que este WRX Sportwagon lleva algunos logos de STI, la división deportiva de Subaru. Ya hemos contado en otras ocasiones que Subaru no hará un nuevo WRX STI hasta que sepan como electrificar su tren motriz de manera efectiva para lograr un performance "digno de la insignia". Pero STI también hace piezas deportivas y paquetes de diseño. Estos logos son exclusivos del modelo Sportwagon y los podemos ver en el volante, el tacómetro y los asientos, mientras que el sedán, lleva logos WRX, quizás como para no confundir a nadie.

La posición al volante extrañamente es muy alta para lo que uno espera en este auto, aun en su posición más baja. No es incomoda en lo absoluto, pero creo que se podría rebajar más. Si quisiera sacar algo positivo de aquello, es que tiene muy buena visión panorámica, algo raro de encontrar en un vehículo de pasajeros hoy. Lo otro que gusta es que las butacas son equilibradas, no son ni muy deportivas ni muy lujosas, pero ofrecen un soporte muy grato, el cual permite conducir por horas sin sentirse fatigado.

El cuadro de instrumentos es analógico, a contra norma con los tiempos de hoy. En el centro tenemos una pantalla a color con el computador a bordo y diversas funciones que van desde las asistencias y modos de manejo, hasta el consumo y la presión del turbo. En Japón, el WRX y el Levorg ya se ofrecen con un cuadro de instrumentos 100% digital.

Los espacios portaobjetos son pocos. A lo más, una bandeja con cargador inalámbrico, posavasos iluminados y un cubículo pequeño bajo el apoyabrazos.

Con respecto al equipamiento, este es total. Es más fácil preguntar por lo que no tiene que por lo que tiene. Por ejemplo, no tiene asientos refrigerados, cámara en 360 grados o masaje. Tampoco tiene un techo panorámico completo. Y, al contrario del sedán, no tiene el sistema de audio premium Harman Kardon.

El resto, lo tiene todo, incluyendo algo que pocos autos tienen y que debutó en Outback: un sistema de reconocimiento facial. Este no solo alerta cuando te distraes, sino que almacena tu perfil de usuario, te saluda, te recuerda cumpleaños y tus preferencias de audio o posición de manejo.

Las pantallas

Subaru está concentrando todas las funciones de confort, comunicación y tecnología en una enorme pantalla vertical de 11,6". Es una pantalla que, en lo personal, me gusta mucho, pero sé que hay quienes la han encontrado demasiado compleja o que han tenido problemas con los reflejos. A mí me ha gustado por varias razones, las mismas que pude describir cuando la probé por primera vez en la última generación de Outback. Por ejemplo, la interfaz tiene diversos íconos, los cuales son fáciles de ver y accionar, tal como en un smartphone. Segundo y muy importante, Subaru no ha eliminado ningún comando físico relevante. O sea, en los costados podemos regular la temperatura del climatizador, el volumen, la frecuencia y hasta los desempañadores de las ventanas.

Y lo tercero, es que se trata de una interfaz muy completa y bien ordenada. En la parte superior tenemos una sección que nos permite ver funciones como el reloj, el consumo promedio, la brújula o datos rápidos de navegación. Luego, los botones ya mencionados y en la parte de abajo, el climatizador, siempre visible y fácil de operar.

Cuando les digo que es completa, es porque puedes ajustar muchísimas cosas... quizás demasiadas. Todo lo que tiene que ver con preferencias de confort, navegación, conectividad (Apple CarPlay o Android Auto), recordatorios, perfiles de manejo y el funcionamiento de diversas asistencias de manejo se hace desde aquí y es recomendable revisarlas antes. Incluso encontré funciones que no son comunes. Por ejemplo, el sistema de audio del Sportwagon es de seis parlantes solamente, al contrario del sedán que lleva Harman Kardon. Pero, la interfaz cuenta con excitadores de frecuencia, para lograr una calidad y potencia de audio mejorada.

Seguridad

La lista es tan larga, que me tomaré la licencia de copiar y pegar desde la nota de lanzamiento:

  • Frenos de disco ventilados en las cuatro ruedas con ABS y EBD
  • Control dinámico de estabilidad (VDC)
  • Vectorización activa de torque (ATV)
  • Ocho airbags
  • ISOFIX
  • Apoyacabezas delanteros activos
  • Sistema de detección trasera de vehículos (SRVD)

      Monitor de punto ciego (BSD)

      Asistencia de cambio de carril (LCA)

      Alerta de tráfico cruzado (RCTA)

  • Monitor de punto ciego (BSD)
  • Asistencia de cambio de carril (LCA)
  • Alerta de tráfico cruzado (RCTA)
  • Sistema de luces altas inteligente (HBA)
  • Driver Monitoring System (DMS)
  • Protección Gardx: aplicación de protección de pintura, cristales y telas. Incluye kit de lavado, conservación, removedor de suciedad de aves y kit anti-pinchazo.

Los modelos con CVT (como es este caso), agregan todo el paquete EyeSight de asistencias a la conducción y algunos elementos extra:

  • Freno de estacionamiento eléctrico con AVH
  • Sensores de estacionamiento traseros
  • Frenado automático en reversa
  • Sistema de ADAS Subaru EyeSight de cuarta generación:

      Frenado previo a la colisión

      Gestión del acelerador previo a la colisión

      Aviso de arranque del vehículo precedente

      Advertencia de salida involuntaria de carril

      Advertencia de vaivén en el carril

      Corrección de volante

      Control de dirección adaptativa

      Dirección de emergencia autónoma

      Monitor de asistencia EyeSight

  • Frenado previo a la colisión
  • Gestión del acelerador previo a la colisión
  • Aviso de arranque del vehículo precedente
  • Advertencia de salida involuntaria de carril
  • Advertencia de vaivén en el carril
  • Corrección de volante
  • Control de dirección adaptativa
  • Dirección de emergencia autónoma
  • Monitor de asistencia EyeSight

Cuando el sistema EyeSight se combina con el control crucero adaptativo, el WRX, al igual que otros modelos de Subaru, puede activar el sistema de manejo semiautónomo de Nivel 2.

Subaru WRX Sportwagon 2023: manejo y motor

WRX es impulsado por el mismo motor FA24DIT (Bóxer, Turbo, 2.4 litros) de Evoltis, pero con mejoras para poder lograr 271 Hp y 350 Nm de torque. Su velocidad punta es de 215 km/h y acelera de 0 a 100 en 6,1 segundos. Algunas de estas mejoras incluyen un sistema de turbo diferente, con sistema Twin Scroll y wastegate eléctrica, así como mejoras en la gestión electrónica, la admisión y otros aspectos mecánicos.

Solo el modelo WRX sedán base tiene caja manual de seis velocidades, la cual es fantástica y hace que el WRX cobre vida, devolviéndote algo de la magia analógica que se ha ido perdiendo en tantos autos deportivos modernos. Pero el resto de las versiones se las tiene que arreglar con una interesante transmisión automática CVT, llamada Subaru Performance Transmission, de la cual comentaré más abajo. Por supuesto que el sistema de tracción AWD tiene acoples distintos según la transmisión elegida: un elemento viscoso mecánico en la caja manual y un sistema electrónico en el modelo CVT.

Otra diferencia importante es que el WRX Sportwagon calza neumáticos Yokohama BluEarth GT, mientras que el sedán se queda con un compuesto mucho más deportivo y de mayor grip: Dunlop SP Sport Maxx.

Los modelos TS (Tuned by STI) que son técnicamente los dos modelos con CVT y equipamiento tope de gama, además ganan suspensión adaptativa.

Mucho texto: explicaciones técnicas de nuevos componentes

Vamos a volver a la CVT, un estilo de transmisión que los ingenieros aman, pero que los usuarios odian. Ya hemos hablado varias veces del funcionamiento continuo de estas transmisiones donde una correa se ajusta entre dos poleas. En un principio, estas poleas estaban hechas con dos paquetes de cintas metálicas y unidas por una serie de broches metálicos. Este tipo de transmisiones son las más comunes y económicas, y son las que lamentablemente le dieron mala fama a este tipo de transmisiones. La gran mayoría de estas eran frágiles y no aguantaban tanto torque, por eso es que brindan esa sensación de arrastre y aceleración continua, donde el tacómetro se eleva, pero el torque no se percibe en las ruedas hasta después de unos buenos segundos.

Las más nuevas, han cambiado muchos de sus componentes. Por ejemplo, en el caso de la SPT de Subaru, cuenta con una correa fabricada como si fuese una cadena prensada, mucho más robusta y con capacidad para aguantar hasta 400 Nm. Además, el convertidor de par que usa puede prefijar mejor algunas marchas, cosa de que pueda emular correctamente ocho velocidades (los cambios emulados son más cortos). Y para asegurarse, Subaru le puso un sistema de refrigeración. Incluso cuenta con función de punta-taco electrónico (rev-match). Ustedes tendrán que creerme y si no, pueden buscar otros videos en YouTube para asegurarse, pero nunca había visto yo una caja CVT que pudiera tener la misma efectividad en velocidad de una caja automática moderna de alto performance o una caja de doble embrague.

Por supuesto que no es como una caja manual (más resistente, tacto analógico, sensación real de torque), pero esta CVT se acerca mucho al funcionamiento ideal que deberían tener estas transmisiones, las cuales, si fueran tan buenas como estas, podrían lograr muchos beneficios. Si el sistema es inteligente, al tener una entrada continua de torque, siempre puede buscar la marcha ideal para los requerimientos del motor, aparte de contar con un rango mucho más amplio de marchas. Puede configurar marchas más cortas para aceleraciones deportivas o buscar la relación perfecta entre consumo y potencia. Esta es lejos, la mejor caja CVT del mercado y se nota, pero si quieres comprarte un WRX para tunear, mejor sigamos con la caja manual.

La suspensión electrónica también es una novedad y tiene un tacto marcado. Existen distintos tipos de suspensiones adaptativas y en este caso se emplea el concepto "Skyhook" que tal como dice el nombre, simula un punto virtual de suspensión, o sea, es como que el auto estuviese colgado en el aire a ras de suelo, sensación que se puede emular con algunos sensores. En este caso, además podemos prefijar tres tipos de dureza. El modo Comfort, en algunas situaciones se comporta de manera similar a los "topes hidráulicos" que encontramos en algunos de los Citroën más nuevos, mientras que los otros modos, obviamente anulan todo tipo de movimientos para lograr un manejo muy estable y firme, pero de percepción natural.

Subaru WRX Sportwagon 2023: conclusiones

El nuevo Subaru WRX es probablemente un reflejo de lo que nos pasa a todos cuando vamos creciendo y madurando. Los primeros WRX eran autos más crudos y más arrebatados. Con el tiempo, Subaru fue haciéndolos más sofisticados, más refinados y más tecnológicos, pero siempre he sabido encontrar dentro de los WRX más nuevos, parte del alma del original. A todos nos pasa, vamos madurando, vamos aprendiendo cosas nuevas y viviendo nuevas experiencias; ya no andamos de "loquitos" por la vida.

Pero nunca he encontrado un Subaru WRX que haya abandonado su alma deportiva. Claro, hay que buscarla en los modos de manejo, en la pista, en caminos sinuosos. Con el modo Sport+, el nuevo WRX es capaz de recordar de donde viene, pero ahora ofrece un abanico mucho más grande de opciones para distintas condiciones.

Los primeros WRX apenas pasaban de los 210 Hp. Este casi alcanza la potencia que tenían algunos de los WRX STI de primera y segunda generación, así que no es para nada un auto lento, solo que ahora el auto de rally tiene que cuidar de una familia, de un par de hijos y tiene que llegar bien vestido al trabajo... al menos en esta versión Sportwagon. Para quienes no tengan la necesidad de transar con la familia y el trabajo, está el sedán con estilo más extravagante. Y por supuesto, los puristas se quedarán con el modelo base, sin EyeSight y sin suspensión electrónica, pero con la caja manual de siempre para seguir cortando tiempos en la pista.

Solo hay dos problemas con este auto. Uno es solucionable, que es la falta de ruido en el escape: es necesario ponerle una linea menos restrictiva para poder oír cantar al Boxer. El otro, no es solucionable: los precios comienzan en los 35 millones de pesos.