Secciones La Hora

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

22 de agosto de 2022

Combatir la informalidad laboral es apostar por los derechos de los trabajadores

Por Rodrigo Valdivia, abogado y socio de Grupodefensa.cl
Informalidad laboral El aumento del trabajo informal azota a las personas. Agencia Uno
Compartir

La informalidad laboral es un fenómeno que, lamentablemente, lleva bastante tiempo y que quedó más expuesto ante todos cuando comenzó la pandemia.

Para muchos de los beneficios que otorgó el Estado en ese momento se requería que los trabajadores estuvieran con contrato, porque es la única manera de poder demostrar que efectivamente mantienen o no ingresos, pero se descubrió que un gran número de personas que trabajaban lo hacían de manera informal.

Esta informalidad repercute en varias áreas, porque no permite determinar el ingreso real que tiene una familia. Esto, porque al no tener un contrato no existe un pago de cotizaciones, por lo tanto, no existe ningún registro formal.

 

Cese de convivencia: Carmen Gloria Arroyo explica los tipos de divorcios

 

Sin cobertura social

 

Dentro del área laboral, en específico, la informalidad representa ciertos problemas. Uno es que la persona queda fuera de la cobertura de la Seguridad Social.

¿Qué significa esto? Que al no haber pago de cotizaciones, esta persona no tendrá ahorro para su pensión, no tiene descuento de salud y tampoco tiene acceso a la Ley de Accidentes y Enfermedades Profesionales.

Esta ley implica que las atenciones médicas derivadas de un accidente o enfermedad profesional son gratuitas, pero para ello se debe tener un contrato de trabajo.

Si no se tiene, no va a existir esa cobertura y el trabajador o trabajadora va a tener que cubrir todos los gastos médicos que le ocasione el accidente que tuvo en su lugar de trabajo o en trayecto hacia él.

 

Rodrigo Valdivia

Rodrigo Valdivia es abogado y socio de grupodefensa.cl

 

La informalidad también perjudica a los trabajadores con el tema crediticio. Al pedir dinero a un banco u otra entidad, se evalúan los ingresos de las personas y la principal manera de hacerlo es revisando los últimos periodos de cotizaciones.

Por ende, al no tener el documento, no podrá acceder al crédito o, en caso de que se lo otorguen, será por un monto menor al que pudo haber accedido conociéndose sus reales ingresos.

 

Sin vacaciones

El otro problema es que pierden la posibilidad, inicialmente, de exigir sus vacaciones. Una persona que está informal no puede solicitar vacaciones como cualquier trabajador.

Puede hacerlo sí, con una demanda en tribunales o una denuncia en la Inspección del Trabajo, pero previo a eso va a tener que acreditar que existe una relación laboral entre él y su empleador.

Para acreditar la relación laboral cuando no hay contrato se va a requerir de otro juicio que declare que hay una informalidad laboral.

Esto se hace mediante un abogado. Es un caso bastante común y básicamente lo que se acredita es que, en esta forma de trabajo informal, sí se dan los requisitos propios de una relación laboral.

¿Cuáles son estos? Que exista una subordinación y dependencia con una jefatura, es decir, que yo no me mando solo, que tengo que rendirle cuentas a algún jefe, que tengo que seguir una estructura interna en la cual hay órdenes e instrucciones.

Tengo que cumplir una jornada de trabajo, con un horario de ingreso y de salida. Además, que existe una remuneración que se paga normalmente de forma mensual.

Esto se logra acreditar en el Tribunal mediante distintos medios de prueba como, por ejemplo, fotografías, WhatsApp, testigos, transferencias electrónicas que me hayan realizado.

Con esa información el tribunal podría decir que se acredita la relación laboral durante un tiempo determinado y que se condena al pago de las indemnizaciones por los años servicios, mes de aviso, las cotizaciones, etcétera.

En Grupodefensa.cl hemos tramitado muchos juicios de este tipo, con resultados exitosos, así es que lo importante es asesorarse y saber que, si tu trabajo cumple con todos los requisitos para ser formal, no está todo perdido, si se tienen los medios de prueba de respaldo.

Hoy, combatir la informalidad laboral es apostar por los derechos de los trabajadores.

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Opinión