• 15 JUL DE 2024

Juegos de póquer online que deberías probar

póquer (1) |

Existen innumerables modalidades de póquer, que varían entre ellas según el número de rondas de apuestas o cuántas cartas quedan descubiertas o no.

Uno de los grandes atractivos del póquer, y que a la vez ha ayudado a seguir ganando en popularidad década tras década, es que no existe una única forma de jugarlo. Existen innumerables modalidades de póquer, que varían entre ellas según el número de rondas de apuestas o cuántas cartas quedan descubiertas o no.

La irrupción de los casinos online ha cambiado la forma en la que vivimos este juego de cartas. Ya no hace falta desplazarse hasta el casino más próximo o hacer una quedada con amigos. Además, las partidas virtuales han abierto las puertas a muchas otras variantes nuevas de póquer que también deberías conocer.

  1. Texas Hold’em

Síguenos en: Google News


Entre todos los juegos de póquer, el Texas Hold’em es seguramente el más popular, tanto fuera como dentro del mundo online. Jugar a poker online suele ser sinónimo de jugar al Texas Hold’em, aunque algunos jugadores ocasionales lo encuentran un poco difícil. Muchas plataformas incluyen tutoriales para aprender a dominarlo.

En esta variante, recibes dos cartas ocultas al principio de la partida, que deberás combinar con otras de las cinco descubiertas para formar la mejor mano. Dispondrás de cuatro rondas de apuestas en las que podrás apostar, subir o igualar la apuesta, pasar o directamente retirarte si crees que no tienes nada que hacer.

  1. Omaha Hi

El Omaha, en algunos casinos conocido como Omaha Hold’em, es bastante similar al Texas Hold’em, aunque en este caso el jugador recibirá cuatro cartas ocultas en vez de solo dos. En cuanto a la cantidad de naipes descubiertos y el número de rondas, el funcionamiento es exactamente el mismo.

El juego original suele también conocerse como Omaha Hi (“high”) en los casinos de Estados Unidos y Canadá, mientras que en Europa el Omaha suele referirse a la variante con el bote limitado. En cualquier caso, es considerado por muchos como una de las variantes en la que es más fácil conseguir grandes beneficios.

  1. Omaha Hi-Lo

Una divertida forma de variar una modalidad popular de póquer es añadiendo un segundo premio. Eso es lo que hace precisamente el Omaha Hi-Lo, en el que no solo se recompensa la mano más alta, sino también la más baja. Ambas se llevarán la mitad del bote, aunque, de no haber mano baja, la más alta se lo quedará todo.

No te costará encontrar una plataforma online que ofrezca el Omaha Hi-Lo, a veces conocido como Pot-Limit Omaha 8 o simplemente como PLO8. No es la modalidad más recomendada para los que acaban de empezar en el mundo del póquer, pues se ha ganado la fama de hacer que los malos jugadores pierdan dinero rápido.

  1. Póquer caribeño

El gran rasgo distintivo del póquer caribeño es que los jugadores y jugadoras se enfrentan directamente a la banca. En este caso, se hacen apuestas fijas (aunque a menudo también apuestas paralelas) y esta particularidad es lo que atrae de este juego. Es un juego rápido y dinámico y eso también se refleja en la versión online.

Puede parecer una variante sencilla, y en parte lo es. No necesitas saber mucho de estrategia ni cómo engañar a los demás con tus movimientos. No obstante, sí que tendrás que desarrollar la habilidad de saber qué momento es el idóneo para cambiar de cartas tras tu apuesta inicial y decidir después si la doblas o no.

  1. Póquer chino

Y del Caribe pasamos a la China. Aunque quizás no es tan común como el anterior, muchas plataformas ofrecen también esta variante. Es una modalidad única y difiere significativamente de otras más comunes, especialmente el Hold’em o el Omaha. No obstante, no debería costarte demasiado aprender sus particularidades.

Aunque pueda parecer sorprendente, en este juego los jugadores empiezan con trece cartas. Luego, deberán hacer tres manos, dos de ellas con un total de cinco cartas y la tercera con solo tres. Como suele ocurrir en todas las variantes, el objetivo es hacer las manos con la mayor puntuación posible.

  1. Governor of Poker

 Aunque no es una modalidad propiamente dicha, Governor of Poker es un juego online muy popular. Ya van por la tercera versión del juego, que ha sido mejorada y te permite competir con otros jugadores de póquer reales. No obstante, la segunda edición sigue estando disponible para los que quieran jugar incluso sin Internet.

Desarrollado y distribuido por Teyon S.A., una compañía de videojuegos polaca, el juego te lleva en un mundo virtual en el que tendrás tu propio avatar. Podrás recorrer el Viejo Oeste y recorrer todos sus rincones mientras juegas a partidas de Texas Hold’em. El objetivo es convertirte en el dueño y señor del estado de Texas.

  1. Poker Night 2

 Como ocurre con Governor of Poker, Poker Night 2, la secuela de Poker Night at the Inventory, también está disponible en varias videoconsolas más allá de los casinos online. Desarrollado y publicado por Telltale Games, sigue incluyendo personajes de otras franquicias, como Sam and Max, Los Hermanos Ventura o The Walking Dead.

En este caso, el jugador se enfrenta a otros tres en una partida estándar de Texas Hold’em, aunque también hay la modalidad de Omaha Hold’em. Los cuatro empezáis con la misma cantidad de dinero virtual (20.000 dólares), que deberás usar para deshacerte de tus contrincantes. Podrás ganar hasta 100.000 dólares.

  1. Vídeo poker

El video poker empezó siendo un juego de póquer jugado en los casinos físicos en una máquina parecida a las máquinas tragaperras. Pero con la llegada de los casinos virtuales, esta modalidad también ha sido digitalizada. La particularidad es que el jugador compite con un ordenador y no con otros jugadores.

Dentro del video poker, existen diferentes versiones, que se diferencian entre ellas prácticamente solo por la carta que puede usarse como comodín, es decir, en sustitución de otra. En el Deuces Wild, por ejemplo, se usa el número dos, mientras que en el Anything’s Wild se elige cuál de ellas será el comodín antes de repartirlas.

  1. Blast

Verás que algunos casinos online ofrecen un juego de póquer al que llaman Blast. En realidad, no se trata de una modalidad de póquer en sí. En este caso, competirás con otros dos jugadores en una partida de Texas Hold’em de tres manos, por lo que debes ser muy consciente de las reglas para jugar a esta variante.

Uno de los atractivos de este tipo de juego es que el bote de premios es elegido al azar. No conocerás por qué recompensa estás jugando hasta que los tres jugadores os habéis unido a la partida, aunque debes saber que la cantidad por la que se multiplica la compra mínima puede variar mucho.

  1. Snap

El Snap es otro formato de póquer, en este caso, de retirada rápida. Si no te gusta esperar, esta modalidad ha sido diseñada especialmente para ti. Una vez te retires de una partida, se te repartirán nuevas cartas al instante, lo que significa que podrás seguir jugando de manera inmediata. Es una ventaja de jugar online.

Esta función está disponible en muchas plataformas de casino virtual, aunque las particularidades de su funcionamiento pueden variar según el software que usen. En algunos casos, puedes retirarte incluso antes de que llegue tu turno, mientras que en otros puedes también seguir viendo la partida una vez hecha la retirada.

Sinfín de posibilidades

Jugar al póquer online ha demostrado tener muchas ventajas respecto a los casinos tradicionales, pero estas van mucho más allá de poder disfrutar de una partida en cualquier momento y desde cualquier lugar. Su gran atractivo es que no estás limitado a las modalidades que ofrecen en tu sala de apuestas más cercana, pues los tipos de juegos de póquer virtuales son infinitos.

Mariana Miranda Peñaloza

Periodista multiplataforma, especializada en la cobertura de cultura y espectáculo, nacional e internacional. Editora La Hora Mujeres.@marimiranda_p
Ver todas sus publicaciones