• 27 FEB DE 2024

Caso Madeleine McCann: revelan que propósito del secuestro era para venderla

Madeleine McCann | Christian Brueckner | Redes Sociales

El principal sospechoso de la desaparición de Madeleine McCann, Christian Brueckner, habría actuado con un plan en mente.

Ken Ralphs, cuenta que el sospechoso planeaba raptar a una menor de una familia rica para venderla porque "tenía un comprador en fila". Esta conversación fue una semana antes de la desaparición de Madeleine McCann

Según explica Ralphs, un cercano de Brueckner, el alemán le habría ofrecido a uno de sus amigos unirse a él en el secuestro de una niña en Praia da Luz, Portugal, lugar desde donde desapareció la menor el 2007. 

McCann/Wandelt, Redes Sociales
Joven se arrepiente de haber publicado en línea que ella era Madeleine McCann

El caso de la niña inglesa que se perdió cuando estaba de vacaciones con su familia el 2007 ha generado mucho interés online, tanto que hay grupos dedicados a lo que le pasó y a las teorías al rededor de su desaparición.

El "comprador", aparentemente, sería una pareja alemana que no podía tener hijos. 

Ralphs, un hombre inglés de ahora 59 años, vivía en ese tiempo, junto a Brueckner y al amigo en común en una comunidad anónima en la costa de Portugal. 


Síguenos en: Google News


Según contó el británico, el principal sospechoso vio a su amigo como un sujeto "vulnerable", y que quería viajar al extranjero, pero "no podía pagar los billetes de avión", además, explicó que el sujeto vivía en una carpa en la zona remota de la costa, a menos de 40 kilómetros de Praia de Luz.  

"Estábamos sentados alrededor del fuego una noche después de una comida, tomamos unas cervezas y durante las primeras horas de la mañana mi amigo comenzó a llorar", expuso Ralphs.

A lo que le preguntó sobre su situación, el personaje le confesó que "se estaba involucrando con Christian (Brueckner) para secuestrar una niña de Praia da Luz a una familia rica".

El británico se mostró en contra de la idea, le dijo a su amigo que era "ridícula" y pensó que se trataba de una extorsión, sin embargo, le explicó cómo el principal sospechoso tenía un plan. 

Acudió a la policía

Una semana después, Ken Ralphs estaba en Reino Unido cuando se enteró de la desaparición de la menor. Con lo que supo que debía dirigirse a las autoridades y contarles lo que sabía. 

"Le dije a la policía, aquí está el mapa secreto de cómo llegar a este punto en el bosque. Le dije que debía enviarse inmediatamente a la policía portuguesa", dijo. Pero no le hicieron caso.

Cuando volvió a Portugal, se acercó a contarle lo mismo a las autoridades del lugar, pero tampoco lo tomaron en cuenta. Además, cuando llegó a la comunidad, no encontró ni a Brueckner ni a su amigo y la tienda en la que vivía fue quemada. 

Años más tarde, el 2020, el británico reconoció al alemán en las fotos que publicaban los medios de comunicación y que lo identificaban como el principal sospechoso de la desaparición de Madeleine McCann. Por lo que volvió a contactar con la policía y esta vez sí lo interrogaron

"Me dijeron que alguien se había puesto en contacto con mi amigo en el extranjero y que él negó conocerme, pero tengo una docena de testigos que dirán que está mintiendo. Supongo que simplemente no quería ser interrogado por la policía", formuló. 

Posterior a eso, le envió una declaración al fiscal que hoy en día dirige la investigación de Madeleine McCann, el alemán Hans Christian Wolters.

Lo expuesto por Ralphs encaja en la versión de otra persona que ha colaborado en la investigación, Michael Tatschl, quien dice haber sido amigo de Brueckner. 

Quién cuenta que el sospechoso planeaba secuestrar a un niño y llegó a hablar de venderlos "tal vez a Marruecos", agregó.

Principal sospechoso

Christian Brueckner, quedó identificado de esta forma luego de que se confirmara que él vivía en una caravana cerca de Praia de Luz en la época en la que la menor desapareció. 

Esto, y sumando declaraciones que entregó un amigo del alemán a la policía en las que habría confesado su responsabilidad en el secuestro de Madeleine McCann

Después de esto, la policía lo detuvo de forma inmediata el 2019, sin interrogatorio, pero a pesar de los cinco años de investigación, aún no es acusado de ningún cargo y él niega tener participación en el hecho. 

Lo que no lo aleja de las rejas, ya que el año 2023, fue acusado de número de crímenes sexuales contra mujeres y niños, que tuvieron lugar en distintas partes de Europa entre el 2000 y el 2017. 

Sin embargo, según información del medio británico Metro, no se espera que Brueckner preste declaración en su defensa en el juicio por estos cargos.

El sospechoso ya cargaba con una condena de 7 años por el robo y abuso de una anciana de 72 años. 

Josefa Meza Vera

Estudiante en práctica de periodismo, cursando el último año de la carrera en la Universidad Diego Portales. Redactando y aprendiendo en internacional y crónica
Ver todas sus publicaciones