Secciones La Hora

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Crónica

5 de agosto de 2022

«Me quisieron apuñalar en el frontis de la Convención»: Rodrigo Logan y el costo que pagó por una acusación que lo hizo luchar por su inocencia

Luego de un año en el banquillo de los acusados, el abogado logró aclarar los cargos de estafa y falsificación de firmas, por los cuales fue formalizado en 2021. Los hechos le valieron perder su popularidad, y que en la calle lo trataran como un sin vergüenza.

Por
Rodrigo Logan Rodrigo Logan Soto fue el ex convencional que más votos del país / Agencia Uno
Compartir

Los 154 constituyentes terminaron su trabajo el 4 de julio recién pasado, y luego de un año  intenso, los responsables del texto que se votará el próximo 4 de septiembre volvieron a su rol como ciudadanos.

La mayoría han optado por hacer campaña en favor del Apruebo o el Rechazo, mientras que otros, decidieron bajar las revoluciones y esperar lo que determine la ciudadanía en las urnas.

Quien ha tomado palco de como «algunos se sacan los ojos», es el abogado Rodrigo Logan, quien en su rol como independiente «sólo espero lo mejor para Chile, gane quien gane».

Pero los 12 meses en la primera plana política, fue un período duro para el ex panelista del matinal «Mucho Gusto», quien llegó a la Convención Constitucional como el candidato más votado (34.917 votos), y sin duda como uno de los representantes más queridos entre los 155 integrantes del proceso (considerando a Rodrigo Rojas Vade).

Hoy Logan camina como uno más por las calles de Santiago, ya sin la popularidad y respaldo casi absoluto de la ciudadanía. Las cosas cambiaron, y lamentablemente para el abogado, el cambio fue para mal.

Logan falsificador de firmas

Todo partió en julio del año pasado, luego de una publicación del medio digital Interferencia. «Constituyente Rodrigo Logan está formalizado por contrato falsificado para cobrar una indemnización de 30 millones», titulaba el artículo detallando un conflicto vivido por el abogado con la administración del edificio Alto Mapocho en Santiago Centro.

Ese día el capital mediático del constituyente se fue a pique, y eso lo sintió inmediatamente en las calles, donde de ser querido como «el abogado del pueblo», se convirtió en un sin vergüenza.

«Yo venía saliendo de Mega y la gente me quería. Después de eso me apuntaban con el dedo», comentó Logan a LaHora.cl.

Pero eso no fue lo peor, tanta fue la decepción que sintieron sus seguidores, que según cuenta el abogado «la gente me gritaba estafador, un tipo me escupió, me amenazaron de muerte y yo ahí, tranquilo, sin responder nada a nadie. Yo sabía que podía demostrar que lo que estaban diciendo no era verdad».

Luego los insultos se multiplicaron en redes sociales, y la vida de Logan cambió en 180 grados. «Mis hijos lloraban, en el colegio decían que el papá era un sin vergüenza», recordó.

Las palabras de Rojas Vade

Pasaron pocos días, y a las denuncias realizadas por Interferencia, se sumó un artículo de La Red, donde se insistía en la situación que en enlodaba la imagen del ex constituyente, sumando la denuncia de una mujer que acusaba al ex «abogado del pueblo», de haber cobrado honorarios por un trabajo que nunca realizó.

«Eso tampoco era verdad, y ya fue aclarado. A esa altura ya se había instalado el relato de que yo era un estafador», dijo.

«Recibí un ataque feroz de La Red», y el punto cúlmine fue cuando Mónica González entrevistó a Rodrigo Rojas Vade, donde el renunciado ex constituyente, quien inventó un cáncer para reunir fondos antes de ser elegido, dijo «yo no fui el único que ensució la Constituyente».

Al momento de explicar quien era la otra persona que empañó el proceso, explicó: «Logan por ejemplo, que estafó a una comunidad por 30 millones de pesos, gracias a la falsificación de un contrato».

Rojas Vade rompió el silencio: «Yo soy un piojento más»

Lo quisieron acuchillar en el frontis de la Convención

El abogado otra vez estaba en boca de todos, y la gente ya parecía convencida de que el ex panelista de matinal, era un estafador. Ahí, el hostigamiento se convirtió en algo que de un momento a otro se escapó de las manos.

Lo más grave, pasó precisamente cuando Logan realizaba su trabajo como constituyente. «Pillaron a un tipo que veía con una cuchilla y me iba a poner una puñalada en la puerta del ex Congreso. Me siguió varios días, hasta que lo identificaron, eso no se supo pero fue muy peligroso. Mi familia estaba muy preocupada, y cuando vi a llorar a mi hija mayor (Leticia), me dije ‘ya no más’, tenía que aclarar definitivamente lo que había pasado y limpiar me imagen», contó a LaHora.cl.

A esa altura, Logan ya estaba formalizado, y con la medida cautelar de no salir del país. Fue en ese momento cuando el abogado dio cara a lo que estaba ocurriendo, y logró revertir las dos situaciones que lo tenían en el banquillo de los acusados.

La determinación de la justicia

El ex constituyente primero logró aclarar el conflicto con la mujer que lo acusó de hacer un cobro de honorarios, sin haber realizado su trabajo. La supuesta víctima se retractó de sus dichos mediante un escrito entregado en el 13° Juzgado de Garantía de Santiago.

«Yo, Victoria Manríquez, vengo a pedir disculpas públicas al abogado Rodrigo Alejandro Logan Soto y a todo su equipo de abogados del Estudio Jurídico Logan Abogados, por las declaraciones injuriosas vertidas en el canal La Red. De manera injuriosa imputé haber sido engañad y robada. Señalo de manera expresa que todas esas acusaciones son falsas», dice la carta.

Logan

Así Logan logró despejar el primer hecho del que fue acusado. Pero aún faltaba lo más complicado, lograr determinar que no falsificó la firma de contrato que le permitía cobrar $30 millones de pesos a la comunidad Alto Mapocho.

Pese a que existió una investigación grafológica que determinó que el abogado había incurrido en una falsificación, el pasado 28 de julio el 7° Juzgado de Garantía de Santiago determinó el sobrecimiento definitivo de la causa.

«Déjese sin efecto las medidas cautelares que se encontraban vigentes respecto de Rodrigo Alejandro Logan Soto», dice el escrito firmado por la jueza María Carolina Herrera Cortés-Monroy.

«Jesús fue mi abogado, soy inocente»

La reacción de Logan ante lo determinado por el 7° Juzgado de Garantía de Santiago fue inmediata. «¿Se acuerdan cuando me acusaron de falsificar un contrato y quedarme con 30 millones de pesos? Yo dije que era inocente, y que esto era una operación política, y que mi abogado era Jesús. Tarde o temprano se sabría la verdad. Pues bien, Dios no se equivoca, soy inocente», publicó Logan en su cuenta de Twitter.

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Crónica