Espectáculos

Video | Máximo Bolocco habla de su fascinación por la moda en evento donde fue el rey de la noche

Con la voz ronca por sus 18 años, el hijo de Cecilia Bolocco también reiteró que nunca se pudo conectar mucho con Carlos Menem, su padre. “No tengo muchos recuerdos de él… estaba viejo y hablaba poco”, comentó. 

Máximo Bolocco se robó las miradas en evento de una marca de zapatillas. Foto: Captura Socialgram.cl
Máximo Bolocco se robó las miradas en evento de una marca de zapatillas. Foto: Captura Socialgram.cl

Durante este último tiempo, Máximo Menem o Máximo Bolocco como se hace llamar el hijo de la ex Miss Universo, luego de su popular entrevista con Revista Velvet, ha estado muy activo en redes sociales y en el mundo del espectáculo.

En este sentido, asistió a un evento en Santiago, específicamente un lanzamiento de zapatillas de la marca Reebok, en donde fue entrevistado por Socialgram, asegurando que estaba muy contento de participar de esta celebración.

"Hay harta gente conocida, caras conocidas. La producción está atómica así que muy feliz de estar acá", afirmó.

El joven, de 18 años, aprovechó el evento para manifestar su interés por el mundo de la moda.

“Yo creo que no hay mejor forma de dedicarse a la moda y me encanta porque la pasamos demasiado bien haciéndolo. Es muy entretenido también”, expresó el hijo del ex Presidente de Argentina.

Asimismo, se refirió a los reencuentros con sus amigos, afirmando que está retomando su vida normal. "Me encanta, ya estaba podrido en la cuarentena sin poder salir mucho. Me encanta esto, me da una esperanza de que todo va a volver como estaba antes"

Por último, se refirió a la enfermedad que atravesó en 2018, donde fue internado por un tumor cerebral, asegurando que haber sobrevivido a una enfermedad “hardcore” lo hace hace todo un héroe. 

Máximo Bolocco en revista Velvet

Máximo protagonizó la portada de la famosa revista Velvet, en la que se refirió a su relación con su fallecido padre, Carlos Menem, ex presidente de Argentina. 

“Era muy difícil contactarse con él. Era largo, al final llamábamos a uno de sus custodios, pero se hacía difícil… Nunca pude estar solo con él. Él tampoco hablaba mucho, estaba viejo. No tengo muchos recuerdos de él, porque tampoco lo conocí mucho. Es que además tenía que pasar por Zulemita, para llegar a hablar con él”. 

Más Noticias

Más Noticias