Secciones La Hora

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Espectáculos

11 de mayo de 2022

El nuevo negocio de Leo Caprile alejado de la TV: su campo es un centro de entretención

Por Jorge Andres Romero E.
Alejado de la TV, Leo Caprile optó por su propio negocio.
Compartir

Leonardo Juan Caprile Febres, más conocido como Leo Caprile, es de esos eternos animadores de televisión y conductor de radio. No hay retina que lo olvide. Hijo de Juana Febres y Luis Alberto Caprile, es un emblemático personaje de Valparaíso que pareciera mirar su futuro con nuevos ojos. Es que las hizo todas. Desde Sábados Gigantes, Cuánto Vale el Show, hasta el Festival del Huaso de Olmué, pasando por Hágase famoso, Casi en Serio, País V, Gente como Tú, La Vega, ¿Y tú que harías? y Juego Contra Fuego, entre otros.

Desde su parcela nos habla.

¿Cómo fue grabar el programa de La Vega?

-La Vega fue un programa muy revitalizante, porque pasamos de un contenido de entretención a uno, de un rol social. Ahí estábamos investigando y conocimos muchas cosas acerca de gente más joven, el fenómeno de los «ninis», los que no trabajan ni estudian y nos encontramos con muchas sorpresas, o sea, de partida nos dimos cuenta de que la gente no es floja porque quiere ser floja. 
En la gran mayoría de los casos, hay un gatillante detrás de eso. Nos metimos en situaciones de familias, donde se pudo compartir con muchas de ellas y logramos ver el contraste con la gente que no trabaja en La Vega, con todos los sacrificios que deben hacer. Fue super productivo y motivador. La mayoría cambió.

 
 
 

 

¿Qué opinas de las declaraciones del “Princeso”?

-Me imagino que gracias a él también la televisión sigue en pie (se rio), él tenía ciertas alucinaciones con respecto a su persona, era un tipo muy especial, no voy a juzgar yo, pero fue bastante desafortunada su pasada por ahí. Él quería ser famoso y creía que ser famoso es hacer escándalo y dejar una escena rimbombante, pero está equivocado. Ojalá haya cachado que estaba fuera de tiesto.

Y pasando a otro tema, por pandemia se suspendieron los festivales como el de Viña y Olmué. Ahora deberían volver. ¿Qué me podrías contar de tu experiencia, al animar el Festival del Huaso?

-Uno no sale a buscar los festivales, a uno lo llaman y se me dio la oportunidad de presentar este festival, una idea de Jaime Aguirre, que sabe muchísimo, no solo de televisión, sino también de música. Nos comprometimos con el folclore, también insistió en hacer un festival con otro prisma y el festival del Huaso se reinventó, gracias a esa mirada precisamente. No nos quedamos con la tonada, la cueca y la refalosa, sino que el huaso como ser vivo y como ciudadano. Ya no andan todos a caballo, andan en camioneta, andan en moto, tienen celular. También evolucionan sus gustos musicales. Es algo dinámico, porque el huaso escucha a Ana Gabriel, Chico Trujillo, tango y cumbia. Entonces, colocamos en el escenario del huaso con una reserva especial para los competidores de folclore, para que sea la estrella central el folclore. De esta forma, se le dio una imagen más moderna, pero sin perder la esencia, porque estábamos en tierras huasas.

 

 
 
 

 

¿Volverías a conducir el festival, si es que te llama la producción?

-Si se da la oportunidad, yo lo haría encantado, porque Olmué es como mi segunda ciudad, por mi pasado, mi infancia, mi educación es ahí. O sea, es como el patio de mi casa y es muy rico estar en Olmué. Saludable, rica comida, rico clima y folclórico por donde lo mires, entonces, claro si se da la oportunidad no lo pensaría dos veces.

En base a esa premisa, ¿a quién te gustaría tener de coanimadora?

-Yo he tenido muchas coanimadoras y sería bastante injusto que me refiriera a una de ellas en particular, tendría que buscar una nueva, que sea de otra generación. Hay dos personas de la televisión que lo hacen estupendo. Una es la Emilia Daiber y la otra es Millaray Viera. Con cualquiera de las dos me sentiría cómodo, como me sentí con las compañeras que tuve: Eva Gómez, Mary Godoy, Ivette Vergara y Karen Doggenweiler.

Canal 13

¿Cómo fue tu pasó por canal 13, sabiendo que el programa Juego contra Fuego tuvo una alta sintonía?

-Volver al 13 siempre es un agrado, fue mi universidad televisiva. Yo llegué ahí con tres meses de televisión en el cuerpo, cuando llegué a los Sábados Gigantes, estuve cuatro, cinco años. Todavía quedan algunos estandartes con los cuales nos damos abrazos. El 13 es como una casa para uno, fui muy bien tratado en el canal. A este proyecto le fue muy bien en un principio, sacando una segunda temporada, pero con la contingencia social y la pandemia fue muy complicado seguir adelante con el programa.

¿Crees que la TV, no supo valorarte como rostro?

-No, yo también he contribuido a que las cosas se den como se den, porque a mí no me gusta tomar cualquier programa. Hice matinal y quedé muy cansado con el formato y hoy día la oferta, no es lo que me agrada. Yo hago entretención y la entretención es lo que me gusta hacer. La televisión ha sido muy generosa conmigo, me dio oportunidades como estelares, estar en el medio día, en festivales y viajar.
No podría quejarme, yo estoy aquí porque yo quiero estar acá. No soy un tipo que debe estar en la tele, porque debe estar. Yo estoy cuando quiero estar, cuando un proyecto me gusta.

¿Qué proyectos tienes en mente, después de tu salida de la tv?

-Bueno, yo ya tenía programado salir de la televisión. Lo que pasa es que me tuve que adelantar con la contingencia sanitaria y adelanté un proyecto gastronómico personal con un formato muy propio. Convertí mi campo en un centro de eventos, de entretención, donde recibo empresas y grupos familiares y me ha ido súper bien, al punto que ahora estoy en expansión. 
Y a la radio vuelvo cuando quiero, al igual que a la televisión. No me pongo una obligación de estar en los medios. Ya con 40 años de oficio, no me apura.

 

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Espectáculos