Deportes

"Pongo a disposición mi teléfono": Javier Castrilli insiste en llegar a la verdad caiga quien caiga

"Están todas las llamadas efectuadas y recibidas en el día y horario durante el desarrollo del partido”, dijo el exjuez argentino, que pretende demostrar su inocencia por la polémica del match Huachipato versus Capiapó. 

El expresidente de la Comisión de arbitraje entregó su teléfono para que se proceda a un peritaje de las llamadas telefónicas. Foto: Agencia Uno.
El expresidente de la Comisión de arbitraje entregó su teléfono para que se proceda a un peritaje de las llamadas telefónicas. Foto: Agencia Uno.

Javier Castrilli, el exjefe de los árbitros chilenos, se pronunció nuevamente respecto a las denuncias expuestas, donde lo acusan de intervenir en el duelo de la liguilla entre Huachipato y Deportes Copiapó.

Esta vez, el argentino anunció que entregará su teléfono y el de los miembros despedidos a disposición de la ANFP, asegurando que en el se encuentra ''el detalle de todas las llamadas efectuadas y recibidas en el día y horario durante el desarrollo del partido.''

“Los árbitros en cuestión deben hacer lo mismo”, acotó el exjuez trasandino al respecto del equipo arbitral involucrado en el polémico encuentro, que mantuvo a los acereros en Primera División.

Cabe recordar que el exreferí fue despedido el pasado 6 de abril por parte de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, luego que se filtraran los audios donde Francisco Gilabert acusó presiones desde Santiago para interrumpir y cambiar el duelo por la Liguilla de Promoción 2021.

Crisis en el arbitraje chileno

La situación es muy complicada para el gremio o la labor de los árbitros en nuestro país. Debido a todo los escándalos expuestos este último período, ya sean las contradicciones de las declaraciones de Francisco Gilabert, el paro que duró relativamente poco y el despido de Castrilli; hechos no han hecho nada más que demostrar la crisis inminente que viven los jueces de línea a nivel nacional.

En esta misma línea, el mediador chileno, Felipe González, afirmó para La Tercera que la única respuesta a afrontar ahora es mejorar la confianza en el gremio de jueces: “Al arbitraje chileno lo que hay que mejorarle, con todo lo que ha pasado, es la confianza y la credibilidad que debemos transmitir como jueces en una cancha. Eso quedó golpeado. Hacen juicios morales y la probidad de mis compañeros no es algo que se pueda cuestionar. Por ningún motivo”, explicó.

Más Noticias

Más Noticias