• 03 MAR DE 2024

Claudio Bravo y la supuesta rivalidad por el arco del Barcelona: "Jamás tuve un problema con Ter Stegen"

Claudio Bravo |

El portero chileno conversó con The Players Tribune y se refirió, entre otras cosas, a su paso por el Barcelona.

La carrera del arquero chileno Claudio Bravo, ha tenido más altos que bajos. El actual guardameta del Real Betis, se ha transformado en un jugador reconocido mundialmente tras haber pasado por grandes equipos como el Manchester City y el Barcelona, equipo donde tuvo que compartir el arco con el actual portero "blaugrana", el alemán Marc-André Ter Stegen.

En conversación con el medio The Players Tribune, Claudio Bravo de 39 años, habló de diferentes etapas de su carrera, incluyendo la supuesta mala relación que tenía con Ter Stegen. "Jamás tuve un problema con Ter Stegen. Él jugaba en las copas y yo en la Liga. La prensa hizo un gran tema de eso y algunos decían que éramos enemigos, que teníamos mala convivencia, pero eso no era verdad, para nada".

Además, agregó que "habíamos hablado de eso con el entrenador y yo entendí que ellos querían invertir en el portero joven. Jamás golpeé la puerta para preguntar por qué no me ponían. Simplemente me preparaba al máximo, y me enfrentaba a las circunstancias que se presentaran. Y estuve muy orgulloso de jugar y ganar La Liga, que es la base para un club como el Barça"


Síguenos en: Google News


El chileno vistió la casaca del Barcelona entre el 2014 y el 2017, jugando un total de 75 partidos y recibiendo tan sólo 44 goles en contra. En materia de trofeos, levantó 7 títulos y a modo individual, se convirtió en el Mejor Portero de La Liga en 2015.

 

La Copa América Centenario, un torneo para recordar

Claudio Bravo se ha destacado por ser uno de los mejores atajadores de penales del fútbol actual. Sus actuaciones con sus equipos, han sido destacadas, al igual que su liderazgo e historia al interior de la Selección Chilena.

En 2016, viajó a Estados Unidos junto con la "Roja", para defender la corona de campeones de América ganada el año anterior, pero los problemas personales, le pasaron la cuenta al inicio del torneo. "Hablé con el técnico para decirle que no podía ir por el problema que tenía con mi hija. Logré ir al final, pero no estaba con la cabeza puesta en el torneo, los primeros partidos fueron desastrosos para mí, me hacían goles por todos lados".

Pero la situación mejoró y en una infartante final ante Argentina, Chile lo ganó mediante los penales, igual como cuando les arrebató la copa en el 2015. Sobre su técnica para atajar penales, Bravo reveló que "si no le transmites algo al ejecutante, difícilmente vas a parar un penal. La labor principal es jugar en el aspecto psicológico, distraerlo, ponerlo nervioso, que sienta la presión del ambiente".

Y le funcionó de maravillas con Lionel Messi y Lucas Biglia para esa Copa América Centenario, la segunda en la historia del país.