• 22 ABR DE 2024

Terror arriba de un Uber: padre acusó secuestro y robo a su hijo de parte de chofer despiadado

Uber |

El acusador detalló que el delito ocurrió el 5 de octubre y la aplicación le contestó que se trató de "un gran error".

Una verdadera pesadilla denunció un padre en relación al secuestro de su hijo, que resultó víctima de un socio conductor de  la aplicación Uber.

A través de una carta a El Mercurio, el lector identificado como Cristián Steffens Gálmez dijo que el calvario de su hijo sucedió este 5 de octubre.

La víctima tomó el vehículo después de una fiesta en un centro de eventos ubicado en Ciudad Empresarial y al poco andar se subió otro sujeto que lo intimidó.


Síguenos en: Google News


 

aplicación Uber
"Uno de cada dos quedará fuera": anticipan que "Ley Uber" sacará a mitad de choferes y precios de los viajes se duplicarán

El gerente general de Uber Chile, Federico Prada, anticipó que habrá zonas de Chile donde, sencillamente, la aplicación dejará de operar.

 

Cómplice

“Me pregunto, cuando pido un Uber, ¿a quién estoy contratando?”, señaló el denunciante, quien relató que “a los pocos metros de iniciado el viaje, el auto se detiene y se sube otra persona al asiento de atrás, cómplice del chofer, y comienza a golpear y a insultar violentamente a mi hijo”.

Le quita el celular, reloj, billetera y lo obligan a recostarse mirando el suelo del auto. Le solicitan las claves del celular y cancelan el viaje en la aplicación para que parezca que nunca se produjo, cargando el sistema el respectivo cargo por cancelación de $1100 en la tarjeta”, continuó.

“Aproximadamente una hora más tarde, lo abandonaron en Lampa, a unos 30 kilómetros de donde había subido al auto. Tras una larga caminata su hijo logró llegar a una instalación donde obtuvo ayuda de un guardia. Este llamó a Seguridad Ciudadana y pudo ser llevado a una comisaría”, concluyó.

 

 

 

Gran error

Lo peor, según Cristián Steffen, fueron las explicaciones que le entregó la empresa Uber después del secuestro que vivió su hijo.

“Hasta este domingo Uber parecía como una buena y confiable solución ya que ingenuamente al menos yo suponía que la compañía filtraba y evaluaba a sus socios conductores tal y como se lo exige la Ley N° 21.533 que regula estas aplicaciones. Gran error”, planteó el padre de la víctima, quien cuestionó: “¿Cómo se explica que un delincuente sea conductor habilitado por Uber? ¿Qué pretendían este par de delincuentes si a los pocos minutos tenían todas sus pertenencias? ¿Querían secuestrarlo y algo falló? Me aterra solo pensarlo”, señaló.

“Pido que por favor se tome conciencia del riesgo implícito al subirse a un Uber, y contárselo a los hijos y sus amigos, de manera que si quieren usar Uber, lo hagan con total conocimiento de lo que están contratando”, concluyó.

Alejandro Villegas

Editor general, veranista empedernido e historiador del jet set nacional.
Ver todas sus publicaciones