• 02 MAR DE 2024

Vuelve el agua: Pronostican fuertes lluvias entre julio y septiembre

persona damnificada |

La Dirección Meteorológica de Chile anunció recientemente lluvias "sobre lo normal" en el trimestre que incorpora los meses de julio, agosto y septiembre para algunas zonas de nuestro país.

Un nuevo informe entregado por la Dirección Meteorológica de Chile, informó que se prevé que las lluvias entre la región de Coquimbo y Magallanes sean "sobre lo normal" en este periodo tiempo. Mientras que para la región metropolitana, se estima que las precipitaciones se encuentren "por sobre los 150 milímetros".

Alejandro Sepúlveda, periodista de Mega especializado en Meteorología, hizo un análisis sobre este evento, asegurando que en lo que queda del invierno y contemplando el comienzo de la primavera, se podrían ver "precipitaciones cercanas o, incluso superiores, a las consideradas normales de acuerdo con los registros históricos (1991-2020)".

El periodista afirma que, "en La Serena debieran acumularse entre 15 y 34 milímetros o más de agua durante este trimestre. En Valparaíso desde 104 hasta 160 milímetros o más".


Síguenos en: Google News


¿Qué pasará en la Región Metropolitana?

En esta misma línea comentó que "en Santiago caerían entre 80 y 155 milímetros o, incluso, más que eso en la sumatoria de julio, agosto y septiembre que se agregarían a los 66 milímetros que se anotan a la fecha en la capital".

Por otra parte, también se detalló que, "en Rancagua debieran caer más de 186 milímetros en la sumatoria de trimestre en cuestión. En Chillán más de 374 milímetros, en Concepción sobre 435, en Temuco superarían 396, en Puerto Montt más de 510 y en Punta Arenas sobre 96 milímetros de agua", agregó.

Medidas clave

En el marco la catástrofe ocasionada por las ultimas precipitaciones, los legisladores Juan Irarrázaval y Mauricio Ojeda (PR) pidieron al ministerio de obras públicas (MOP) “conocer los estudios o evaluaciones realizados para identificar las áreas de mayor riesgo en términos de inundaciones, deslizamientos de tierra u otros efectos relacionados con las lluvias en la Región Metropolitana”.

Esto, con el fin de asegurar zonas e infraestructura clave para la seguridad de la comunidad que podría verse afectada nuevamente por las lluvias que causan graves daños materiales y humanos en los sectores afectados.