• 22 ABR DE 2024

Ley Jacinta: en qué consiste este nuevo proyecto sobre las licencias de conducir

Ley Jacinta |

La iniciativa lleva el nombre de la pequeña que murió en agosto del 2022, tras ser atropellada en un accidente causado por un conductor de 80 años.

Parlamentarios de diferentes bancadas, junto a la familia de la pequeña Jacinta, presentaron este miércoles el proyecto de ley que modifica el Decreto con Fuerza de Ley N° 1 de 2009, del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, y que busca aumentar las exigencias para los adultos mayores que renueven o saquen licencia de conducir.

La iniciativa, impulsada por Max Schnitzer y la abogada Liza Lucero, surge luego que en agosto del año pasado un conductor de 80 años, que conducía un auto de grandes dimensiones, impactó un vehículo más pequeño que atropelló el coche donde -junto sus padres- paseaba Jacinta González (nieta de Max Schnitzer), de 5 meses de edad.

"Esta ley busca prevenir y que es importante asumir, por la seguridad de la población, que el debilitamiento de algunas aptitudes que, naturalmente sufrimos con la edad, puede ocasionar lentitud y errores en las reacciones, lo que trae como consecuencia que la conducción de vehículos motorizados se transforme en un peligro”, expresó la diputada Erika Olivera, quien lidera el patrocinio del proyecto.


Síguenos en: Google News


¿En qué consiste?

El abuelo de Jacinta, Max Schnitzer, precisó que actualmente la ley contempla requisitos y limitaciones a los conductores mayores para obtener la licencia de conducir, pero si una persona sufre una enfermedad que puede provocar una disminución importante en sus capacidades, la municipalidad que otorga el permiso no tiene como enterarse de ello.

“Nadie nos va a devolver a la Jacinta, pero queremos aportan un grano de arena. Es una ley de prevención no de castigo. Para que todos los adultos mayores sigan conduciendo, sólo con el requisito de un certificado de salud que los autorice a manejar. Me refiero, especialmente, a enfermedades gravísimas o en caso de estar desahuciado", enfatizó.

La Ley Jacinta busca evitar que los adultos mayores que, debido a su avanzada edad y el deterioro de su salud y aptitudes, conduzcan y pongan en peligro su vida y la de otros.

El texto señala que si una persona padece alguna enfermedad o alteración que pueda considerarse invalidante, ésta deberá presentar un informe del médico tratante donde se certifique que la deficiencia está compensada y que se encuentra en condiciones de salud normal y en control periódico, lo que debe acompañar con exámenes.

Las personas mayores de 65 años deberán anexar un certificado emitido por un médico geriatra o neurólogo, que certifique que el solicitante de la licencia tiene todas su capacidades físicas y motoras aptas para conducir un vehículo motorizado y que no padece ninguna enfermedad cuyo tratamiento afecte de cualquier forma su capacidad psicomotora.

El médico que entregue un certificado o informe falso será sancionado con una multa de 200 UTM en caso de que se produzca un accidente con resultado de lesiones graves o gravísimas y de 500 UTM si el accidente tiene resultado de muerte.