Secciones La Hora

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Crónica

9 de mayo de 2022

La complicada situación policial que afecta a víctima de negocio ilícito del «Cangri»

Por medio de un reportaje se determinó que a pesar de que han pasado tres años, la persona afectada no ha podido recuperar su patrimonio.

Por
La víctima del ilícito aun no tiene respuestas de la justicia . (FOTO: Instagram)
Compartir

Conmoción nacional generó en 2019 la terrible muerte de Sebastián “Cangri” Leiva, el exchico reality de Canal 13, quién falleció en la frontera de Chile con Bolivia. Esto luego de que llegara junto a dos hombres a vender una camioneta.

Lo complicado de la situación, fue que dicho vehículo fue conseguido por medio de una estafa, donde Leiva fue quién concretó el negocio, según indican los antecedentes.

Sin embargo, a pesar de que han pasado tres años de aquel hecho, aun no hay justicia para las personas afectadas, por el ilícito cometido por Sebastián Leiva, Germán Gundián y Sebastián Cornejo (el único que volvió con vida).

 
 
 

 

Fue la dueña de la camioneta robada, Soledad Rovira, quién decidió romper el silencio y exigir justicia ante el robo del vehículo que aun no ha sido devuelta a su dueña. Según contó la mujer, su medio de transporte fue “comprado” por medio de un vale vista que estaba adulterado, con un monto cercano a los $19 millones.

En conversación con Meganoticias, la mujer reveló como fue el proceso de compra con los delincuentes. “Se presentó esta persona, lo vi, es que te juro que no se veía como delincuente, no tenía cara de delincuente. Tenía la fachada de una persona trabajadora que quería comprar la camioneta para su señora, que él trabaja en el campo, etc. Nunca dude de eso”, comentó.

Aun no hay respuestas

Por medio de un reportaje del noticiario de Mega, se pudo informar que aun no hay respuestas para Soledad respecto a la recuperación del vehículo, que en primera instancia estuvo en manos de narcotraficantes y posteriormente en la policía peruana.

“Mi camioneta estaba junto a otras nueve, diez camionetas que habían sido robadas y rescatadas o identificadas, camionetas que no tenían, prenda ni nada, sino que eran de dueños directos para traerlas. Me hicieron firmar un documento, y se suponía que iba a ejecutar traerme la camioneta, y me la entregaban en una frontera. Aun no me dicen en cuál frontera”, contó Rovira.

“No voy a dejar de buscar mi camioneta. Yo no la voy a dar por perdida… Yo necesito mi camioneta de vuelta”, aseguró la mujer.

 
 
 

 

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Crónica