Secciones La Hora

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Crónica

11 de abril de 2022

Dados de baja: ¿por qué no corren más los Dodge de alta gama de Carabineros?

La institución policial renovará su flota de patrullaje con nuevos estándares. Los vehículos de la conocida marca llegaron el 2017 y de inmediato provocaron todo tipo de reacciones en la sociedad.

Por
Renovación de vehículos para Carabineros durante el 2017 (FOTO: Agencia Uno).
Compartir

Sin duda que los vehículos Dodge de Carabineros llamaron la atención de toda la ciudadanía, ya que su diseño y la peculiaridad de los automóviles de alta gama, pintados de blanco y verde para ser usados para la Institución de Carabineros causó gran asombro.  

Sin embargo, las licitaciones no duraron mucho, ya que el último contrato de estos vehículos que celebró la Institución fue el 2017.

Según los antecedentes a los que accedió la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío,  su alto costo en compras, mantenciones, reparaciones y repuestos motivaron la decisión

 

 

 
 
 

 

 

“En relación a la no renovación del contrato, se debió al alto costo del vehículo y de sus componentes (repuestos), sumado a los de mantención y reparación”, respondió la institución policial, consultada por el mencionado medio.

Además, se suma una cifra que podría reforzar la procedencia de esta decisión: el parque automotor de Carabineros se redujo casi un 20% entre los años 2014 y el 2019. Por otra parte, el número de patrullas en la institución disminuyó casi un 23,43% en ocho años. 

 

Los inicios

La licitación que comenzó el uso de estos vehículos se realizó el año 2012, en pleno primer gobierno del exPresidente Sebastián Piñera. Desde la Institución de Carabineros justificaron estas compras como parte de la modernización del organismo. 

“Hasta ahora se utilizaban vehículos comerciales, que están en el mercado y que se destinan a la función policial” comentó en mayo del 2012 al diario La Tercera, el general inspector Alfonso Muñoz.

 

 

 
 
 

 

 

En esa misma publicación explicaron también que hasta entonces, el costo de comprar y adaptar un vehículo para la labor policial ascendía a $12 millones la unidad.

 

El fin de las licitaciones

Desde Radio Bío Bío se contactaron con una alta fuente dentro de la cartera de Interior, que vio de cerca el desarrollo de las licitaciones Dodge durante el gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

Constata, fuera de grabadora, que el año 2018 se decidió no licitar nuevamente los vehículos Dodge, de alta gama, puesto que su valor implicaba adquirir un menor número de vehículos con el presupuesto existente.

Así, durante la construcción del presupuesto nacional del año 2020, realizado el año anterior, se consideraron recursos para realizar una renovación importante de vehículos, ya que gran parte del parque vehicular tenía su vida útil cumplida, indica esta alta fuente.

 

 

 
 
 

 

 

Por último, el segundo semestre de 2019, y en el marco de una reunión compuesta por equipos de la Subsecretaría y de Carabineros, se intentó realizar una licitación por medio de un leasing que permitiera aumentar el número de vehículos. No obstante, producto de los hechos que sucedieron posterior al estallido social del 18 octubre de ese año, los costos de seguros aumentaron significativamente y la licitación quedó deshabilitada.

Hechos que llevaron  a que durante el 28 de diciembre de 2018 se informara a través del diario El Mercurio. En esa edición, el subsecretario Rodrigo Ubilla “confirmó que ‘debemos ajustarnos a valores de vehículos de igual calidad en el servicio que prestan, pero que se puedan financiar, porque uno de alta gama (como los Dodge Charger) vale el doble que una patrulla para ciudad’.

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Crónica