Mujeres

"Motoqueras Chilenas": la comunidad de mujeres en moto que derriba los prejuicios de un mundo machista

Agrupación reúne más de 200 mujeres de todo Chile que comparten su pasión por las dos ruedas. “Hay mucha camaradería y solidaridad”, contó Eliana “Monita” Ibarra, presidenta de la comunidad.

"Motoqueras Chilenas": la comunidad de mujeres en moto que derriba los prejuicios de un mundo machista

Fueron varios días de viaje desde Santiago hasta Iquique para decir presente en el cuarto encuentro de motoqueras del norte que se celebró el fin de semana que recién pasó.

En total, fueron 1.800 kilómetros recorridos en apenas cuatro días con paradas en La Serena, Bahía Inglesa y Antofagasta para formar parte de las más de 70 motos que llegaron a la junta desde muchas partes de Chile.

La agrupación “Motoqueras Chilenas” estuvo representada por Priscila Pincheira, Nataly Ramírez y Eliana Ibarra, más conocida como “Monita” en el mundo de las dos ruedas y quien ejerce como presidenta de la comunidad de motoqueras que nació en pandemia.

“La comunidad nació hace dos años y quisimos juntarnos para empezar a promover la conducción segura dentro de las mujeres, empoderar a las mujeres, darle confianza y entregarles herramientas. Hemos hecho cursos, hemos conseguido buenos partner que son empresas pymes que venden todo tipo de indumentarias para la mujer, pero lo que hemos promovido es eso, que se cuiden, que usen los implementos de seguridad y se compren los equipos antes de tener una caída porque un costalazo en moto a 20 kilómetros por hora puede ser una fractura. Tratamos de meterle en la cabeza a las chicas que más que un gasto es una inversión”, comentó la presidenta a LaHora.cl.

 

A pesar de lo extenso del viaje, las motoqueras contaron que no sufrieron ningún problema mecánico ya que en cada parada fueron lubricando la cadena, revisando la presión de los neumáticos, el agua, las luces, los focos y los bolsos. “Luchamos contra el viento y el frío, eso es lo peor. El viento y los camiones. El camión que viene en sentido contrario nos hace una turbulencia donde tenemos que tratar de escondernos en la moto”, destacó Priscila Pincheira.

Al nacer en pandemia, el grupo de Whatsapp se hizo fundamental para establecer lazos y vínculos. Actualmente son 212 mujeres de todo chile, quienes se agrupan y comparten su pasión por las motos y sus problemas cotidianos. Si bien se llaman “Motoqueras Chilenas”, también hay motoqueras extranjeras, como también vehículos de todo tipo, de todos los estilos y cilindradas.

“El grupo de motoqueras aparte de ser un grupo que sale a rutas y realiza actividades, hay un apañe en el grupo que si vieras las conversaciones en el chat… A veces se juntan 400-500 mensajes sin leer, que por pega no puedes ver, donde las chicas cuentan de todo: el tema del chat es esposo, hijos, trabajo, que me quedé sin pega, que encontré pega, la que no tiene pega se les da datos. Hay mucha camaradería y solidaridad”, aseveró “Monita”.

 

-¿Por qué decidieron que sean solo mujeres?

Porque este mundo de las motos es un mundo muy machista. Y también porque necesitábamos identificarnos, decirle al mundo que somos mujeres y podemos hacer lo mismo que puede hacer un hombre, como te decía la Priscila, la Nati es nuestra mecánica estrella en el grupo y cuando nosotras veníamos en la ruta, típico que un grupo de hombres nos dice que nos escoltan o que necesitamos un mecánico y no, la verdad no los necesitamos porque nosotras podemos.

-¿Cuánto les ayuda en su salud mental?

Mucho hablamos de que la moto es mototerapia. La verdad es que cada persona que se sube a una moto, es como tu mundo, tu espacio, tu único espacio que es único y nuestro, no hay problemas, hijos, pega, nada. Te subes a la moto, la echas a andar y tu concentración está en la ruta y en ver paisajes bonitos y juntarnos entre mujeres, cuidarnos. Eso es lo que hemos promovido mucho en el grupo de las motoqueras. Hay chicas que con 18 años recién cumplidos se compran sus motos, como también han ingresado mujeres que a los 60 años dicen que su sueño fue tener una moto y lo hacen. Son todas apañadoras, nos cuidamos y promovemos el tema de la seguridad. 

-¿Se juntan seguido?

Tratamos de hacer actividades seguidas, tratamos de sumarnos a actividades que hacen otros grupos y también hacemos actividades nosotras solas como motoqueras chilenas. Hicimos la ruta del pijama, mucha gente nos conoció por eso. Hemos participado en actividades solidarias. Hace un año y medio o dos años atrás, cuando fue el tema del alud, imagínate que en 24 horas juntamos el dinero para comprar 3.200 litros de agua en San José, cuando fue en Santiago el alud, nos movemos demasiado rápido y nos ayudamos.

 

-¿Colaboran bastante con obras sociales?

Es que en realidad el mundo motoquero es un mundo muy solidario. Si alguien tiene un accidente se apañan y nos apoyamos siempre, muchos grupos de muchos lados. También hay gente particular que nos busca por apoyo. Una vez una señora con un hijo que estaba haciendo quimioterapia, nos pidió que lo acompañáramos a su última quimio y lo acompañamos desde el hospital hasta su casa. La moto en los niños hacen trabajos increíbles. Yo trabajé en A.M.C.A.I., que es una agrupación de motoqueros contra el abuso infantil, y te puedo decir con propiedad que las motos y los niños es una terapia también.

Línea de ropa solo para mujeres

“Nosotras aparte de ir en representación de motoqueras chilenas, estamos con un proyecto personal y vamos con CHEM, que significa Chilenas en Moto. Lo que tratamos de hacer con esta ruta al norte fue conectarnos con mujeres súper power en distintos lugares que nos hemos quedado, compartimos con ellas, pero queremos sacar más adelante una línea de ropa solo para mujeres. Entonces en este grupo de CHEM, en esta ruta, fuimos sabiendo cómo debería ser un pantalón, qué tela necesitabas para que no te haga tanto daño en el cuerpo, cómo serían mejores las amarras. Tratamos de levantar todo lo que una necesita como mujer para estar segura, protegida, tranquila y cómoda, con todo lo necesario”, contó la agrupación.

Más Noticias

Más Noticias