Mujeres

Cuidado de la piel: conoce la rutina que debes realizar según tu edad

Dependiendo del rango etario, cada piel tiene necesidades cosméticas diferentes debido a sus características fisiológicas. Acá te ayudamos a saber cómo cuidarla a medida los calendarios avanzan.

Cada tipo de piel tiene distintas necesidades, para ello es importante estar alerta.
Cada tipo de piel tiene distintas necesidades, para ello es importante estar alerta.

La piel va cambiando con el tiempo. Sus capas se van modificando paulatinamente debido a factores internos como la alimentación, hidratación o hábitos de descanso y externos, como la exposición al sol, la contaminación ambiental o las condiciones climáticas. Por esto, su cuidado debe contemplar todos estos elementos para lograr mantener no sólo un buen aspecto, sino su bienestar a pesar del paso de los años.

“Una parte importante del proceso de envejecimiento y sus señales dependen del estilo de vida y los cuidados que tengamos con nuestra piel. Sin embargo, hay necesidades específicas a los 20, cuando aún hay firmeza y elasticidad, que son muy diferentes de cuando comienzan a aparecer las líneas de expresión o cuando los tejidos empiezan a verse afectados por la gravedad. Por esto, es clave ocupar productos específicos para cada etapa e incorporar rutinas de cuidado y una alimentación equilibrada en cada una de ellas”, señaló Paula Molina, químico farmacéutico de Farmacias Ahumada.

Sin embargo, la facultativa enfatiza en que existen tres acciones que deben incorporarse y mantenerse siempre -independiente de la edad- como “la limpieza, la hidratación y la protección solar. Lo que va variando es la composición de los productos que se utilizan y otros que podemos ir agregando, pero estas acciones son el desde para la salud de nuestra piel”.

¿Qué cuidados tomar en la piel según la edad?

Nutrientes claves que no pueden faltar en tu rutina

No obstante, y a pesar de los distintos cuidados y tipos de productos que utilicemos a medida avanza el tiempo, la alimentación es preponderante a la hora de lucir una piel sana.

 Molina hace hincapié en que “la piel es uno de los órganos más sensibles a las carencias nutritivas, sobre todo las proteínas, los ácidos grasos esenciales, vitaminas del grupo B, A, C y E y minerales como el zinc y el hierro, que son fundamentales para su regeneración. Lo bueno es que podemos preferir ciertos alimentos que nos ayudarán con la cuota faltante de estos nutrientes”.

“Por ejemplo, las proteínas son una muy buena fuente de colágeno y elastina, indispensables para evitar la flacidez. La vitamina C tiene un efecto antiarrugas por ser un muy buen antioxidante, clave para que la piel pueda generar más colágeno. Por su parte, los ácidos grasos como los pescados (importante fuente de Omega-3) y los frutos secos aportan a nutrir la piel, generando una correcta regeneración celular, evitando que se reseque”, indica la farmacéutica.

Incluir estos nutrientes, a través de la alimentación o suplementos vitamínicos recomendados por un especialista, debe considerarse como una acción que repercutirá directa y positivamente a la piel. Junto con una ingesta de dos litros de agua al día, ayudarán a mantener una piel sana y retrasar que los estragos del tiempo se reflejen en nuestra piel.

Mariana Miranda

Periodista (@marimiranda_p)+ info

Más Noticias

Más Noticias