Internacional

Gaucho argentino relató su experiencia adentro de un ovni y alega que extraterrestres no le devolvieron más a su perro

La increíble historia de Juan Pérez incluye a su madre, que cuando era pequeña vivió la misma experiencia.

La experiencia del gaucho con su perro en Argentina ha dado pie a innumerables documentales.
La experiencia del gaucho con su perro en Argentina ha dado pie a innumerables documentales.
Por:  Alejandro Villegas (alejandrovillegas)

La historia de Juan Oscar Pérez, un gaucho que vive en Venado Tuerto, provincia de Santa Fe, está dando la vuelta al mundo. El sujeto relató que a los 12 años no sólo avistó un ovni, sino que además logró subir abordo y hasta mantuvo contacto con seres de otro planeta.

El hombre recordó con lujo de detalles el encuentro cercano con los extraterrestres en una entrevista con el diario Crónica y la nota firmada por el periodista Marco Bustamante

Era como una casilla, pero con una cúpula alta y redonda. Quise entrar. Pero se prendieron unas luces de muchos colores y como el caballo tenía miedo lo até a una escalera enorme que salía, que recuerdo que era gris y fría”, recordó.

Aunque lo más espeluznante vino después. Juan aseguró que los extraterrestres se quedaron con su piel perro ovejero, al que no devolvieron nunca jamás.

La experiencia se repitió

Lo más increíble de la historia del argentino que vivió lo mismo que el niño de “E.T.” es que a su madre le habría pasado lo mismo, cuando ella tenía 12 años y caminaba en el campo con su perro.

A ella también se le apareció una luz cegadora proveniente, que venía de una enorme nave luminosa y también se llevó al perro ovejero.

Otro perro abducido

Desde aquella fantástica experiencia, según Pérez, su madre tiene el don de las premoniciones: “Tiene una percepción especial”, relató el gaucho.

La última experiencia de la madre del hombre con los objetos voladores date de hace poco, cuando otra misteriosa luz apareció en el fondo de su casa. 

La mujer oyó gritos y cuando Juan se percató del evento y empezó a oír como un cable de alta tensión y un intenso resplandor. 

Frente la escena había un perro ladrando, que también fue abducido.

Más Noticias

Más Noticias