• 23 MAY DE 2024

Madres y padres comunicados con sus hijo/as y menos "conectado/as"

Relación padres e hijos | Redes sociales | Referencial

Recuerde que es de vital importancia tomarse un tiempo de calidad que implique "desconectarse" para comunicarse con sus hijo/as.

En columnas anteriores hemos hablado acerca del temprano ingreso al mundo virtual de niños y niñas al adquirir a través de sus cuidadores principales un celular con internet en promedio a los 8 años de edad (VTR, 2024). Lo que, si bien es un muy doloroso por sí mismo, ya que se pierden importantes formas de comunicación en espacios fuera del mundo educativo, como jugar con ellos y ellas, cocinar y hasta ver series, pero en ¡conjunto!, hay otros elementos que quisiera compartir con ustedes.

En primer lugar, el constatar que, si aún nuestro/as pequeño/as a cargo no tienen celular, cuando conversemos o juguemos con ello/as, debemos estar nosotros/as en postura de comunicación, es decir, no estar con mi propio celular en la mano o mi hijo/a no se sentirá escuchado/a, ni menos le generaremos la confianza necesaria. Piense en cómo usted se siente cuando su pareja o jefatura le dice que lo está escuchando y éste/a está viendo su celular mientras le habla, sin siquiera establecer contacto visual con usted. Si usted se siente mal en esta escena, imagine lo complejo que resulta aquello con un niño/a que está en formación neuro biopsicosocial. Entonces, tómese un tiempo de calidad, que implique "desconectarse" para comunicarse con sus hijo/as. Dependiendo de la edad y gustos de ello/as, esta comunicación puede ser jugar, hablar, cocinar, etc. Trate de inventar otras cosas para hacer junto/as que a ambos les gusten.

imagenes de rostros correspondientes a las láminas del test de szondi
Descubre tu lado más oculto con el Test de Szondi: ¿Qué revelan estas imágenes sobre tu psicología?

La Prueba de Szondi nos brinda una fascinante ventana hacia nuestra psicología subyacente. Al comprender lo que hemos reprimido en nuestra infancia, podemos aprender más sobre nosotros mismos y trabajar en nuestro crecimiento personal

Estamos de acuerdo que la necesaria conciliación familia trabajo resulta casi un mito en muchos de los espacios laborales actuales, pero precisamente necesitamos sensibilizar a los empleadores de que esto es fundamental para el desarrollo de los futuros adultos. Los niños y niñas necesitan de sus cuidadores para desarrollar empatía, tolerancia a la frustración, generar una buen autoestima y autoconcepto, entre tantas otras funciones, que son irremplazables por una pantalla. Hasta hay investigaciones actuales que da cuenta de las complejidades en la salud mental adolescente si no se contó con una figura así en la infancia (Yin, 20222), apareciendo cuadros psicopatológicos más graves y hasta ideas o intentos suicidas.

Sé que no somos máquinas y que mucho/as efectúan la crianza con labores precarias, trabajando en casa 24/7 sin descanso o en condiciones muy desfavorables, en lo económico o sin tener ningún apoyo desde la coparentalidad. Lo anterior, no es una excusa para ser madre, padre o cuidador principal lo mejor posible, pidiendo ayuda a mis redes naturales (familia extensa, amigo/as, etc.), o profesional (si estoy en crisis y no puedo generar y disfrutar de tiempo de compartir y de calidad con mis hijo/as).


Síguenos en: Google News


Por último, recordar que cuando un es "grande" no recordará las cosas que los padres le regalaron, sino los tiempos compartidos, los ojalá momentos de risa cuando el papá cocinaba algo que le gustaba o incluso cuando lo hacía y quedó tan malo que provocó una risa en toda la familia. O esa vez, que la mamá dejó todo el trabajo y me fue a cuidar me defendió de un compañero que me molestaba porque "yo soy importante". Esas cosas cotidianas, que parecen pequeñas, son las que finalmente ayudan a los niños y niñas a construir su personalidad y ser niño/as y luego adultos que comunican y sólo se "conectan".

Viviana Tartakowsky Pezoa

Directora Escuela de Psicología Universidad Bernardo O´Higgins
Ver todas sus publicaciones