• 24 MAY DE 2024

"Estoy muy frágil": Miguelo se sinceró sobre su dolor a un mes de la pérdida de su hijo

Familia de Miguelo | redes sociales

El cantante contó que en un comienzo pudo mantenerse firme, pero que con el paso del tiempo las cosas se han vuelto más difíciles.

El 24 de febrero falleció Sebastián Esbir Cummins, el hijo de Miguel Esbir, más conocido como "Miguelo", y Ana María Cummins.

El joven murió a los 32 años en la Clínica Las Condes, tras vivir con parálisis cerebral desde los 3 años, producto de un trágico accidente en el que cayó accidentalmente a la piscina de su hogar.

En conversación con LUN, Miguelo contó cómo despidieron a su hijo y dio detalles del doloroso momento que atraviesa.

Un significativo rito

"Fuimos en familia a dejar las cenizas de Sebastián al mar, al campo. Las pusimos en un árbol. Espiritualmente fue muy bonito", indicó.


Síguenos en: Google News


El cantante reveló también que con el tiempo la pérdida se Sebastián se ha vuelto más difícil.

"Al principio me mantuve bien firme por mis hijos, mis nietos. mi exmujer y mi pareja. Sentía que debía mantener cierta firmeza... Estaba bien firme hasta hace poco", afirmó.

Familia de Miguelo, redes sociales
"Nos iluminó": La desgarradora despedida de Miguelo a su fallecido hijo

De acuerdo a lo que se ha informado, Sebastián Esbir Cummins falleció este fin de semana a los 32 años.

El dolor de Miguelo

Según contó, el dolor se acrecentó desde que esparcieron las cenizas del joven. "Desde eso pasaron como diez días y me dio un efecto rebote. La dureza o la firmeza se me fue entonces a la cresta... pero la vida sigue. Yo sé que está mucho mejor, en paz. Debe estar en las manos de Dios, en el cielo. Tengo una tranquilidad fuerte. Siento que él está bien", expresó.

Finalmente, Miguelo confesó que ha pasado en su casa de Santiago la mayor parte de este tiempo, en medio de su proceso de duelo.

"Traté de pasar este momento solo. Estoy muy frágil. Me la he llorado toda. Lo que pasa es que no me gusta que mis hijos me vean así, y he descubierto que me descargo bastante en solitario", reconoció.

"Eso me ayuda. Si hay que llorar uno debe llorar. Así se anda más liviano", concluyó.

Paula Feest

Comunicadora social, periodista especializada en espectáculos, cultura y crónica.
Ver todas sus publicaciones