Crónica

Van Rysselberghe se luce como influencer: "Me transformé de Cruella de Vil a Elsa de Frozen"

Tras abandonar el mundo de la política, Jacqueline Van Rysselberghe comenzó a utilizar sus redes sociales para estabilizarse cerca de sus seguidores.

Jacqueline Van Rysselberghe dejó la política para ejercer como médico psiquiatra. Foto: Agencia Uno.
Jacqueline Van Rysselberghe dejó la política para ejercer como médico psiquiatra. Foto: Agencia Uno.

Luego de casi 30 años desempeñándose en la arena política, Jacqueline Van Rysselberghe, militante de Unión Demócrata Independiente (UDI), quien incluso llegó a ser presidenta del partido, comenzó a ejercer como médico psiquiatra en el Sanatorio Alemán de Concepción.

La exalcaldesa de Concepción ha asegurado que ha aprovechado este cambio para reinventarse como “influencer”. En este sentido, a través de Instagram sus seguidores le realizan diversas preguntas, desde su vida personal hasta la contingencia.

“¿Extraña ser presidenta de la UDI?”, preguntó un seguidor, ante lo cual Van Rysselberghe respondió con un rotundo “no”. Otro usuario preguntó: “Por qué la UDI y RN no hacen una oposición fuerte, antes de estar divididos?”. “Buena pregunta, yo creo que por los egos probablemente”, mencionó la exparlamentaria.

Una nueva vida

“Estoy bien, estoy contenta, es para lo que estudié. Estudié 12 años, siete años de medicina, tres años de psiquiatría, dos años de un diplomado y ahora estoy haciendo un postítulo nuevamente. Estoy contenta”, aseguró Van Rysselberghe en conversaciones con BioBioChile.

Añadiendo que “aunque no lo crean, la gente me quiere”. “Yo en general trato de mirar hacia adelante. A mí me gustaba la política, pero estoy en una etapa distinta y creo que uno tiene que aprender a disfrutar lo que le toca vivir”.

Asimismo, confesó que no echa de menos su vida como parlamentaria, aseverando que “extraño algunos amigos porque hay gente a la que no veo, o veo menos, así que en cuanto a la vida política extraño más que nada a algunas personas”.

“Me transformé de Cruella de Vil a Elsa de Frozen. Estoy entretenida. Es que yo creo todo uno puede tomarlo por el lado bueno o por el lado malo. Uno tiene que aprender a disfrutar las cosas”, concluyó.

Más Noticias

Más Noticias