Crónica

“No es una situación inmediata”: Aguas Andinas aclara cuándo podría haber racionamiento del agua

La empresa comentó que la demanda, por ahora, ha estado más controlada y que el próximo verano asoma como la estación de mayor riesgo. El gobernador Claudio Orregó habló de un plan de emergencia.

El racionamiento de agua en la Región Metropolitana por ahora no es inminente.
El racionamiento de agua en la Región Metropolitana por ahora no es inminente.

Pese a que hace poco el Presidente Gabriel Boric alertó sobre el riesgo inminente de que hubiera racionamiento de agua potable en la Región Metropolitana, especialmente en el sector oriente por el histórico déficit del Río Mapocho, la empresa Aguas Andinas aclaró que aquella "no es una situación inminente".

El principal caudal capitalino abastece a las comunas de Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea, pero también es vital para el resto de la capital. "Está en sus caudales mínimos", recordó Eugenio Rodríguez, director de Clientes de la sanitaria.

Sin embargo, "tenemos el suficiente monitoreo de las cuencas para decir que no estamos ante una situación inminente", agregó Rodríguez.

Manifestó que "los riesgos van disminuyendo después de abril, el período de más alto consumo va de diciembre a abril", por lo que "hemos podido pasar un verano". No obstante, "la demanda ha estado más controlada, y nos permite mirar hacia el próximo verano como el próximo verano de mayor riesgo".

Así mismo, resaltó que la empresa sostiene nuevas obras en construcción, enmarcadas en un plan de inversión de más de 300 millones de dólares para enfrentar la crisis, el que queremos implementar de aquí al 2026.


Plan de emergencia


El gobernador Claudio Orrego, tras reunirse con las  sanitarias en el marco del plan de emergencia, señaló que el objetivo es construir una hoja de ruta para “Hay que ambiar el tipo de espacio público que estamos realizando, en una norma que establezca un certificado de eficiencia hídrica: no vamos a financiar ningún proyecto que no venga con un componente de eficiencia hídrica".

Si bien la capital logró superar el verano, los pronósticos no son alentadores en cuanto a las precipitaciones que pudieran ayudar a mejorar los caudales de los ríos.

"Vamos a enfrentar una merma en la pluviometría, porque los informes de la Dirección Meteorológica de Chile para el trimestre marzo, abril y mayo así lo señalan. Se suman observadores internacionales que señalan que junio, julio y agosto serían de una merma peor. La percepción de que esto pudiera mejorar el abastecimiento de agua no es buena", sostuvo Ernesto Ríos, jefe metropolitano de la Dirección General de Aguas.

Más Noticias

Más Noticias