• 20 MAY DE 2024

Colegios sin pantalla versus colegio que exigen Tablet como material de estudio

colegios |

Esta semana llamó la atención una nota de un medio de comunicación que daba cuenta de la exigencia de comprar una Tablet en un establecimiento educativo del sur de nuestro país, la cual venía dentro del listado de útiles escolares, para alumno/as desde séptimo básico en adelante.

La noticia no sólo impacta desde el punto de vista que va contracorriente de muchos otros colegios que han prohibido el uso de móviles en el aula, además de que se mencionaba una marca específica que cada familia debía comprar.

Si bien en columnas anteriores, hemos señalado que la tecnología en sí misma no es "buena o mala", el uso de estar requiere contar con adultos que sí estén capacitados en ésta, para que se torne una herramienta educativa y no un distractor. De esta forma, al leer la noticia me preguntaba si los docentes de dicho establecimiento, contarán con alfabetización digital, ya que, si no es así, un tipo de medida como la descrita, puede ser más iatrogénica para los aprendizajes que una práctica que los estimule. Si se cuenta con aquello, con todas las implicancias que esto conlleva, no sería una necesariamente una mala práctica, ya que los y las docentes tendrían que dejar sólo las aplicaciones deseadas y restringir el acceso a juegos, Instagram, Tik Tok, en horas, entre otro/as plataformas, en horarios de clases. La dificultad de esto, es que muchos adolescentes saben más que los adultos de tecnología, entonces podrían buscar la forma de "saltarse las restricciones del sistema".

Por otra parte, es cuestionable que se exija una Tablet de determinada marca, ¿Cuál será la razón de aquello?, ¿las familias contarán con recursos económicos para adquirirla en medio de una crisis económica mundial y además con el temido mes de marzo a cuestas y todos los gastos que éste implica y muchas veces, con deudas de vacaciones también?

Entonces, me parece interesante reflexionar acerca de esta temática, ya que contiene ribetes diferentes y aún más nos permite no analizarla desde "blanco o negro", ya que la tecnología sí puede ser una manera eficiente de aprendizaje, pero sí y sólo sí, si existe alfabetización digital en los adultos y si los estudiantes no son pequeños, por todos los efectos del sobre uso que hemos comentado en columnas anteriores.


Síguenos en: Google News


Desde esta postura, también es una invitación al profesorado, tanto en establecimientos que han prohibido ingresar dispositivos tecnológicos a clases, como en el otro, que los alienta. En ambos casos, el apoyo a los docentes en las medidas que se adopten, es crucial desde todo punto de vista o si no, se transformará en una amenaza a los aprendizajes y frente de estrés adicional para ellos y ellas. Por último, la familia también debe estar de acuerdo y apoyar las medidas que los establecimientos educativos tomen en relación a esta temática, ya que, de lo contrario, tampoco será eficiente y además entregará mensajes contradictorios a los adolescentes.

¡Por una infancia y adolescencia más saludable!

Viviana Tartakowsky Pezoa. Directora Escuela de Psicología Universidad Bernardo O´Higgins

Viviana Tartakowsky Pezoa

Directora Escuela de Psicología Universidad Bernardo O´Higgins
Ver todas sus publicaciones