• 18 JUL DE 2024

Cobertura por hipoacusia: proyecto pasó al Senado y piden al gobierno patrocinar iniciativa

Hipoacusia |

En Chile existe más de un millón de personas con pérdida auditiva, muchos de ellos sin acceso a tratamientos, lo que los obliga a permanecer en el silencio.

Con 136 votos a favor y sólo una abstención, este martes la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó, en general, el proyecto de ley que promueve la prevención, rehabilitación y plena inclusión social de la población que padece hipoacusia. Iniciativa pasó al Senado.

Según cifras del Ministerio de Salud, en Chile 1.160.126 personas tienen algún grado de pérdida auditiva y requieren de audífonos para mejorar su funcionalidad, 2/3 de ellas son mayores de 65 años. Los expertos estiman que para el año 2050 habrá en el mundo más de 900 millones de personas con hipoacusia, lo que corresponde a una de cada 10 personas.

"Actualmente sólo una pequeña parte de la población que sufre hipoacusia tiene cobertura, los dispositivos son de altísimo costo y no existe una política pública de prevención en los recién nacidos, pues sólo a los prematuros se le realizan los exámenes que detectan algún trastorno auditivo y, por lo tanto, muchos niños y niñas pasan años sin tener diagnóstico y, tristemente, otros deben volver al silencio cuando sus padres no pueden renovar los dispositivos”, explicó la diputada Erika Olivera, una de las autoras del proyecto.


Síguenos en: Google News


El proyecto también abarca normas sobre igualdad de oportunidades en inclusión social, derechos y deberes del paciente. "Tiene un tremendo drama social, existe mucha discriminación y por eso la iniciativa es valiosa, más allá del llamado que hicieron todos los parlamentarios y parlamentarias para que el ejecutivo patrocine la iniciativa en el segundo trámite, en el Senado", puntualizó el diputado Daniel Melo.

¿En qué consiste el proyecto de hipoacusia?

  • El Estado deberá garantizar, sin discriminación de rango etario, la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad auditiva, sordas, diagnosticadas con hipoacusia, microtia u otra condición similar, la que incluirá autonomía lingüística, facilitando los medios necesarios para una existencia autónoma en su vida personal, familiar y social. En virtud de lo anterior, el Estado adoptará las medidas necesarias para asegurar a las personas con discapacidad auditiva, sordas, diagnosticadas con hipoacusia, microtia u otra condición similar, el pleno goce y 66 ejercicio de sus derechos, en especial lo referente a su dignidad, su acceso a la educación y el trabajo.
  • El Estado promoverá el acceso a la detección y atención temprana de hipoacusia, microtia u otra condición similar, que puedan generar discapacidad auditiva o sordera, desde la primera edad.
  • Con el objeto de asegurar el acceso a la lengua oral mayoritaria, así como a la lengua natural y a la lengua de señas chilena, el Estado junto a la provisión de tratamientos médicos y fonoaudiológicos que sean pertinentes, asegurará también la provisión de insumos para el aprendizaje de la lengua de señas chilena para las familias de los niños, niñas y adolescentes con discapacidad auditiva. Un reglamento, expedido por el órgano administrativo competente, fijará los mecanismos de ejecución para el logro de este aprendizaje.
  • Las personas con discapacidad auditiva, sordas, diagnosticadas con hipoacusia, microtia u otra condición similar, tendrán derecho a recibir las prestaciones y dispositivos médicos que requieran para su efectivo tratamiento o terapia. De igual forma, recibirán asistencia médica de carácter interdisciplinario con la finalidad de desarrollar al máximo sus capacidades, en la que podrá incluirse y participar la familia o cuidadores.

    Para lo anterior, el Estado propenderá a otorgar todos los medios y apoyos tecnológicos, de salud y educativos necesarios, en forma oportuna y gratuita.