Secciones La Hora

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Crónica

22 de julio de 2022

«Sólo pensaba que me iban a matar»: crudo relato de la mujer embarazada que sufrió encerrona en Costanera Norte

Camila tiene cuatro meses de gestación y entregó su estremecedor testimonio en el matinal Mucho Gusto. “Se superaron todos los límites”, se lamentó por la impunidad de los delincuentes.

Por
Francisca era la conductora de la SUV que fue robada en la encerrona más condenable de la noche. Foto: captura Twitter.
Compartir

 

 

Después de sufrir la encerrona más violenta de la noche del jueves, la mujer embarazada que fue azotada por un grupo de delincuentes antes de entregar sus pertenencias dio su estremecedor relato donde sólo dio gracias por estar viva.

Junto a su amiga, Francisca, la víctima de nombre Camila sufrieron el atraco en el túnel de la autopista Costanera Norte, que conecta con la Ruta 5.

 

 
 
 

 

 

La sacamos muy barata. Me quebraron el vidrio con un arma. Solo pensaba que me iban a matar. No les basta con llevarse todo, querían hacer daño. Se superaron todos los límites”, relató la víctima en el matinal “Mucho gusto”.

 

 
 
 

 

Cuatro meses de embarazo

 

Camila, que tiene cuatro meses de embarazo, fue azotada contra el suelo y golpeada con un arma, con la que incluso los antisociales percutaron disparos, que bien pudieron dar en alguien por estar al interior del túnel.

Me reventaron el vidrio en la cara. Yo llevaba el celular en la mano y sólo querían que se los entregara, mientras me sacaban la madre”, agregó la mujer, que venía de haber jugado pádel junto a su amiga y se dirigía a su casa.

 

 
 
 

 

Sola en su casa

 

Luego de sufrir la traumática experiencia, Camila debió llamar a su pololo que vive en la playa para estar acompañada.

Mi familia no estaba en Santiago y la verdad es que no los quise preocupar. Sólo los llamé cuando ya me sentía segura, pero estaban angustiados”, concluyó la joven, que siempre temió por el lugar donde, finalmente, fue asaltada.

“Es un lugar demasiado cerrado. Cuando sucedió esto no había taco, pero sí venían muchos autos”, recordó aún con los nervios de punta.

 

 

 

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Crónica