Secciones La Hora

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Crónica

20 de mayo de 2022

«Escuchaba que la menor lloraba y gritaba»: revelan cómo vecina ayudó a chilena secuestrada en Perú

Según su testimonio, Viera Rivera habría permanecido desde diciembre de 2018 cautiva en la casa de su pareja en Chiclayo. 

Por
La chilena fue rescatada por la polícia peruana (FOTO:Twitter)
Compartir

Nuevos antecedentes se han sumado a la noticia conocida ayer sobre rescate de una chilena en Perú, luego de estar cerca de 4 años secuestrada en la casa de su pareja. 

Viera Rivera, de 42 años, junto a su pequeña hija estaban retenidas por la pareja y la familia de este, pero una vecina, identificada como Marcia Saquicela, pudo dar aviso de la situación a las autoridades.

La fiscal Karen Padilla entregó detalles del procedimiento y de la lamentable situación que vivió durante casi 4 años la chilena en Perú. “Ella (Marcia Saquicela) se entera de esta situación porque el imputado Julio Armas es boxeador y su hijo Giorgio da clases de taekwondo y ella llegó a tomar clases con ambos en su departamente”, comentó la fiscal a LUN.

La mujer escuchaba que “la menor lloraba y gritaba constantemente”, por lo que eso no lo encontraba normal. Hubo un momento en que la vecina de Viera pudo acercarse a ella y la chilena le pidió ayuda, ya que llevaba de 2.018 en cautiverio.

 

 
 
 

 

 

El aviso de la chilena a su familia

Viera Rivera se encontraba incomunicada, ya que “nadie de la familia le compartía la contraseña del WIFI del departamento”, detalló la fiscal Karen Padilla. Y es por eso que la vecina (Marcia), pudo darle internet para que la víctima pidiera auxilio.

La hermana de la mujer acudió a las autoridades a presentar una denuncia y al momento de que el Centro de Emergencia Mujer la visita en el hogar de Giorgio Armas, Viera les informa que ella se encontraba bien, obligada por la familia del presunto secuestrador

Asi que finalmente la denuncia se archiva. 

 

 
 
 

 

 

Ella no podía escapar del departamento, porque este tenía rejas en las ventanas y también en la puerta, que además mantenían cerrada con tres candados”, señaló la fiscal Padilla. 

Agregó que la chilena escribía papeles pidiendo ayuda y los lanzaba por la ventana, esperando que alguien pudiera leerlos.

 

Viera Rivera entregó su testimonio

Viera Rivera entregó declaraciones a la fiscalía peruana de lo que vivió junto a su pequeña en casa del acusado.

Mi hija no ha interactuado con otros niños, hasta ahora no sabe hablar, debido a nuestro encierro… Quiero regresar a mi país, por favor solicito a las autoridades que me ayuden a regresar”, manifestó la secuestrada. 

Además, afirmó que no quiere estar más en Perú, debido a que le da miedo que la vuelvan a secuestrar junto a su pequeña. Respecto a las autoridades chilenas, la Cancillería ya comenzó con los trámites para repatriar a Viera. 

 

 

 
 
 

 

 

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Crónica