Secciones La Hora

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

20 de mayo de 2022

Gestión de Personas y foco en la mejora del bienestar colectivo

Por Por Alfonso Bawarshi, CEO y Socio Fundador de Grupo Avanza
Hoy 20 de mayo se celebra el Día Internacional de los Recursos Humanos, una profesión más importante que nunca en la felicidad de los colaboradores de una compañía.
Compartir

 

El 20 de mayo celebramos el Día Internacional de los Recursos Humanos, momento ideal para poner foco en esta área y recalcar su importancia al interior de cualquier organización, porque se trata de una fecha que conmemora no sólo a los profesionales dedicados a los recursos humanos,  sino también a todos los esfuerzos que buscan generar un mejor entorno laboral.

Quienes nos dedicamos y nos apasiona ser parte de este mundo, estamos convencidos de que sin personas, simplemente no hay empresas, porque son ellas las que constituyen el corazón de cualquier negocio, las que dan valor e identidad más allá de cualquier posicionamiento, estrategia o balance económico. Por eso, el nuevo perfil del profesional de la Gestión de Personas pone foco en que los colaboradores logren sus metas, y también en que sean más felices y puedan autorealizarse a través de su labor diaria.

Los que trabajamos con y para las personas, sabemos que muchas veces las presiones de la industria nos ciegan para conseguir resultados y es aquí donde un buen profesional de la Gestión de Personas debe asumir un rol de guía y liderazgo para hacer ver a los equipos directivos que primero hay que enfocarse en el bienestar de cada uno de los colaboradores y también marcar la pauta en la manera en que la compañía se comportará conjuntamente en este aspecto.

Un estudio realizado por Accenture en 2020 denominado “Los empleados del futuro: Cómo hacerlo mejor”, lo deja muy claro: Las empresas están asumiendo una mayor responsabilidad en relación con el bienestar general de sus trabajadores y por su parte, ellos también esperan más de sus puestos laborales. El informe plantea que si las compañías consiguen satisfacer seis necesidades fundamentales de sus trabajadores –emocional y mental, relacional, física, financiera, motivacional y profesional–, pueden llegar a aprovechar su máximo potencial, crear relaciones de confianza y como beneficio colateral, se produce una mejora en el rendimiento empresarial.

Además, vivimos en un mundo donde el sector privado está siendo cuestionado por su forma de operar en décadas previas. Hoy, además del desempeño numérico, las empresas deben cumplir con metas de relacionamiento e impacto en las comunidades donde operan. Su gestión ya no se realiza a puertas cerradas, sino que en directa correlación con el entorno. Y por supuesto, los recursos humanos juegan un rol muy importante en esta misión, porque la labor interna que realizan para mejorar la calidad de vida y lograr objetivos colectivos, también puede aplicarse y dejar un sello en las relaciones que establezcan con terceros.

La pandemia y los desafíos que enfrentamos actualmente son un ejemplo de la relevancia que tiene hoy la Gestión de Personas como catalizadores del negocio y los equipos que lo componen. Motivación, compromiso, colaboración, comunicación y empatía son valores que debemos seguir promoviendo dentro de cada organización para entregar una mejor respuesta y generar resultados positivos a nivel individual, corporativo y también social, siempre con el objetivo de mejorar la calidad de vida de quienes nos rodean.

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Opinión