• 18 JUL DE 2024

"Riesgo potencial": estudio halló que medicación para la pérdida de peso puede causar ceguera

Ozempic | Redes sociales

Detrás de esto estaría una enfermedad del nervio óptico conocida como neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica (Noiana), potencialmente cegadora.

Un nuevo estudio determinó que las personas que toman Ozempic o Wegovy, medicamentos para la diabetes y utilizados para bajar de peso, pueden tener un mayor riesgo de desarrollar una forma poco frecuente de ceguera.

Detrás de esto estaría una enfermedad del nervio óptico conocida como neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica (Noiana), potencialmente cegadora. El trabajo está dirigido por Joseph Rizzo, del hospital Mass Eye and Ear y catedrático de la Facultad de Medicina de Harvard; y los resultados se publican en la revista JAMA Ophthalmology.

Resultados

En concreto, el estudio halló que las personas con diabetes de tipo 2 a las que su médico había recetado semaglutida tenían más de cuatro veces más probabilidades de que se les diagnosticara Noiana; las personas con sobrepeso u obesidad tenían más de siete veces más.

"El uso de estos fármacos se ha disparado en todos los países industrializados y han proporcionado beneficios muy significativos en muchos aspectos, pero las futuras conversaciones entre un paciente y su médico deben incluir la Noiana como un riesgo potencial", afirma Rizzo.


Síguenos en: Google News


Eso sí, es importante tener en cuenta que el aumento del riesgo está relacionado con un trastorno relativamente infrecuente, según advirtió el investigador en un comunicado del Mass Eye and Ear, hospital universitario de la Facultad de Medicina de Harvard.

De todas formas, según consignó La Vanguardia, la Noiana es relativamente infrecuente y se da hasta en 10 de cada 100.000 personas de la población general, siendo la segunda causa de ceguera del nervio óptico (sólo superada por el glaucoma).

Sobrepeso infantil, Redes sociales
Sobrepeso y obesidad infantil e internet ilimitado en niños y niñas

Es importante destacar que el estudio no prueba la causalidad y los investigadores no saben por qué o cómo existe esta asociación entre la medicación y la enfermedad, ni por qué se registró una diferencia en los grupos de diabéticos y de personas con sobrepeso.

"Nuestros hallazgos deben considerarse significativos pero provisionales, ya que se necesitan estudios futuros para examinar estas cuestiones en una población mucho más amplia y diversa", subraya Rizzo, de acuerdo a lo que recoge EFE.

Paula Feest

Comunicadora social, periodista especializada en espectáculos, cultura y crónica.
Ver todas sus publicaciones