Crónica

"No dicen nada, pero sienten": Parvularia que resguardó a niños durante balacera en La Victoria se refirió al hecho

Rossani Lagos, es vecina del sector y lleva cerca de 30 años trabajando en el jardín infantil Nuestra Señora de La Victoria.

La educadora de párvulo aseguró que lo realizado es parte del protocolo en ese tipo de eventos. (FOTO: Agencia Uno)
La educadora de párvulo aseguró que lo realizado es parte del protocolo en ese tipo de eventos. (FOTO: Agencia Uno)

Indignación generalizada causó un registro que fue compartido durante este viernes en redes sociales, dónde se ve un grupo de niños de un jardín infantil resguardándose de una balacera a las afueras del lugar, en la Población La Victoria.

En el registro audiovisual se puede ver a los pequeños junto a las parvularias recostados en el suelo, protegiéndose de cualquier proyectil que pudiera ingresar al lugar, mientras cantan una canción para distraer a los pequeños.

Una de las profesionales de la educación que grabó el registro fue Rossani Lagos (62), parvularia que es vecina del sector y que trabaja hace más de 30 años en el jardín infantil Nuestra Señora de La Victoria.

"Nos han tocado otras situaciones similares de balaceras, pero es la primera vez que ocurre tan cerca", reveló en conversación con Las Últimas Noticias.

"Este año hemos tenido dos eventos fuertes en horario donde están los niños. Lo demás ocurre en la noche, cuando están en sus casas", explicó Rossani quién además vive en el sector.

"Siempre tratamos de prevenir situaciones de estrés para los niños y niñas... En el momento hay que soltar todo el nervio y actuar. Es una actividad para contener y suavizar el momento. Siempre hacemos juegos en el suelo, por lo que estar en esa posición es parte del trabajo", aseguró respecto al plan de contingencia que efectuaron en el video.

No es un ambiente seguro para los pequeños

Respecto al estrés que viven los pequeños en medio de dichos incidentes, la educadora comentó que los pequeños "no dicen nada, pero sienten".

"Nosotras notamos el miedo y el estrés. Hay una actitud corporal, su lenguaje corporal y el desborde de emociones. Nosotras ponemos todo el esfuerzo para que eso se suavice", comentó.

Finalmente, la educadora de párvulo aseguró que, "lo que ocurrió no es un ambiente propicio para los niños y niñas".

Mariana Miranda

Periodista (@marimiranda_p)+ info

Más Noticias

Más Noticias